A pesar del fraude Morena ganó

Vie, 19/06/2015 - 05:00

Morena fue el gran ganador de la pasada elección en todo el país y particularmente en la Ciudad de México.

Pese a que en toda la ciudad se presentaron irregularidades por parte del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del gobierno del Distrito Federal (GDF) Morena tiene la mayoría en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y el triunfo en las delegaciones Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Tláhuac, Tlalpan y Xochimilco.

No obstante, el triunfo de Morena es mayor, ya que obtuvo también el triunfo en Coyoacán, Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras, Iztacalco e Iztapalapa. Sin embargo, en estas demarcaciones el fraude es tal que es necesario limpiar la elección.

Las autoridades delegacionales ‘metieron mano’ en la elección y el propio Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) ha avalado las irregularidades. El IEDF está copado por gente cercana a los dirigentes del PRD, en todos los niveles.

En Gustavo A. Madero, por ejemplo, el séptimo Consejo Distrital está encabezado por la pareja de uno de los principales operadores de Víctor Hugo Lobo. En Iztacalco, el IEDF está en manos del compadre de Elizabeth Mateos, delegada saliente quien mediante el fraude quiere imponer a su marido, Carlos Estrada, como jefe delegacional.

En el caso de Coyoacán, por otro lado, prácticamente toda la estructura delegacional se volcó a apoyar a los candidatos del PRD y el presupuesto público estuvo al servicio de los candidatos de ese partido.

Sin menoscabo de la violencia y las amenazas contra los miembros de Morena.

En Iztapalapa, el operativo de compra del voto fue monumental afuera y dentro de las casillas, además de la intimidación a los votantes.

Lo mismo ocurrió en Gustavo A. Madero y en prácticamente todas las delegaciones.

El gobierno del DF es el principal responsable de avalar las prácticas fraudulentas cometidas por el PRD.

El jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera conoció con anticipación que no había ‘piso parejo’, que estaban comprando votos, repartiendo despensas, tinacos, usando e inventando programas sociales sin reglas de operación y dando dinero para favorecer al PRD, y no hizo nada.

Las irregularidades se presentaron antes, durante y después de la elección. Morena presentó puntualmente denuncias e impugnaciones ante las autoridades correspondientes. Las autoridades no han hecho nada.

No puede haber confianza en autoridades que avalan el fraude, pero Morena tiene la obligación de defender los votos de la gente.

No se puede permitir un retroceso en las conquistas sociales y los derechos logrados en la Ciudad de México.

 
EDICIÓN

CDMX

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES