Las escuelas universitarias de Morena

Vie, 19/02/2016 - 04:00

Las escuelas universitarias que apoya Morena son un proyecto extraordinario y representan una respuesta contundente a la falta de interés por el tema educativo presente en los gobiernos de PRI y PRD. Son un espacio que abre oportunidades de estudio a miles de jóvenes que no encuentran cupo en las instituciones de educación superior de la Ciudad de México y del país.

Tan sólo el año pasado, la UNAM rechazó a 117 mil jóvenes que no encuentran opciones de estudio y formación profesional. En la ciudad, desde la creación de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, no se han creado nuevas instituciones educativas que atiendan la creciente demanda de la juventud citadina.

Andrés Manuel López Obrador, al frente del gobierno de la capital del país, inauguró 16 preparatorias y fundó la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. En contraste, en lo que va de la administración de Miguel Ángel Mancera no se han abierto más espacios educativos para la juventud.

Esto se debe a la concepción neoliberal que priva actualmente en el PRD y sus gobiernos, lo que llevó a ese partido a aprobar la reforma educativa de Peña Nieto que lejos de impulsar el acceso a la educación, sólo ha significado el despojo de los derechos laborales de los maestros.

En la Ciudad de México siempre se ha dado una lucha importante en la promoción y defensa de la educación. Las escuelas universitarias son un proyecto de la sociedad civil financiado con las aportaciones de los diputados de Morena, en el cual intervienen profesionales de primer orden como el Premio Nacional de Ciencias, Jorge Alcocer, lo que garantiza la calidad de la educación que se imparte en ellas.

Acusar a las nuevas escuelas de ser “una estafa” o de ser “patito”, como hacen algunos diputados del PRI, del PRD o los secretarios de Educación de la ciudad y el federal, es simplemente una mentira. Pinta de pies a cabeza al autoritarismo del régimen. La puesta en marcha de estos centros educativos demuestra lo mucho que se podría hacer desde los gobiernos, particularmente desde el de la Ciudad de México, si se tuviera un verdadero compromiso con la educación. Abrir espacios educativos, combatir que la juventud no sea rechazada y encuentre oportunidades de formación es apostar por una realidad diferente para miles de jóvenes que han sido olvidados por las políticas neoliberales y la reforma educativa de Peña Nieto.

Los gobiernos deben apostar porque existan cero rechazados de la educación pública. Las escuelas universitarias son la mejor apuesta que se puede hacer en beneficio de los jóvenes, para que en lugar de violencia haya bienestar y cambio social en la ciudad y en el país; para que la juventud sonría y pueda estudiar.

 
EDICIÓN

CDMX

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES