Una de cal por las que van de arena

Vie, 18/09/2015 - 05:00

Al encuentro del próximo jueves con los padres de Ayotzinapa, Enrique Peña Nieto llegará con dos nuevos elementos que refuerzan, aunque no de manera incontrovertible, la hipótesis de la PGR de que los 43 normalistas fueron incinerados en un basurero y sus restos esparcidos en un río.

El primero: la identificación genética de otro de los estudiantes, anunciada el miércoles pasado. Y el segundo: la captura de quien es señalado por otros procesados como el autor intelectual y material de la desaparición, informada ayer.

Los peritos forenses de la Universidad de Innsbruck, en Austria, notificaron el miércoles a la PGR que una de las muestras de los restos enviados a su laboratorio, cotejada con la referencial de la madre del estudiante Jhosivani Guerrero de la Cruz, de 21 años, "proporcionan evidencia moderada coincidente". El calificativo de "moderada" es de los peritos que informan del resultado, quienes por otra parte no ocultaron ayer su satisfacción de que la nueva técnica que usaron para identificar el ADN contenido en una muestra muy dañada, haya resultado exitoso.

El joven Guerrero de la Cruz sería así el segundo normalista genéticamente identificado, ya que el pasado 4 de diciembre, la misma universidad austriaca conformó la identidad del también estudiante de Ayotzinapa, Alexander Mora Venancio.

Los padres de ambos jóvenes siguen sin aceptar que sean sus hijos e insisten que "lo pruebe la ciencia". Se entiende su incredulidad, más aún después de las inconsistencias de la PGR evidenciadas recientemente por el grupo de expertos de la CIDH, pero las identificaciones genéticas de marras es lo más cercano que se tiene a una probanza científica.

Por otra parte, el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales confirmó ayer la captura en Taxco, de Gildardo López Astudillo, alias ‘El Gil', mediante una orden de aprehensión obsequiada por un juez por los delitos de secuestro y delincuencia organizada, pero también en flagrancia delictiva puesto que llevaba una arma de uso exclusivo del ejército y una identificación falsa, cuando se le detuvo en la vía pública.

‘El Gil' es señalado por otros detenidos en el caso Ayotzinapa, como el autor intelectual y material de la desaparición de los 43. De acuerdo con esas declaraciones, este hombre de 35 años era el jefe de plaza del cártel de "Guerreros Unidos" en Iguala y fue él quien notificó a su jefe, el capo Sidronio Casarrubias Salgado (hoy detenido) que a Iguala habían ingresado integrantes de la banda rival ‘Los Rojos', que de acuerdo con la hipótesis de la PGR eran en realidad los normalistas de Ayotzinapa.

En el teléfono celular de Cassarrubias encontraron el mensaje de texto en el que pedía instrucciones. El jefe respondió desde Valle de Bravo, donde se encontraba aquella noche del 26 de septiembre que defendiera el territorio. Al día siguiente, y por la misma vía del mensaje de texto, ‘El Gil' le escribió: "los hicimos polvo y los echamos al agua, no los podrán encontrar", según refirió en declaración a la prensa el ex procurador Murillo Karam. No se olvide, sin embargo, que una ‘narcomanta' firmada por el propio ‘Gil' apareció en Iguala diciendo "están vivos, los tienen Los Rojos".

Nada despreciables son estas evidencias de cara al encuentro con los padres de Ayotzinapa. Peor hubiera sido llegar sin nada nuevo. Faltará, sin embargo, y ya lo reclamarán los padres, darle más transparencia a la investigación, seguir la línea del quinto autobús y permitir que los expertos de la CIDH hablen personalmente con los soldados del Batallón 27. Entonces, ahora sí, estaríamos caminando hacia el esclarecimiento de la ignominia de Iguala, la dolorosa afrenta hecha por los responsables a todos los mexicanos.

Instantánea. DEL TERCER informe del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, dos cosas que reflejan congruencia. Una política y otra muy práctica. La primera, en obvia referencia a Morena, convertida en primera fuerza política en la capital del país: "Hoy más que nunca debemos evitar caer en confrontaciones que pongan en peligro los consensos". La segunda, después de anunciar que disminuyó la incidencia de delitos de alto impacto: "No puedo estar satisfecho, la percepción de inseguridad no ha disminuido, la gente no se siente segura".

@RaulRodriguezC
[email protected]
raulrodriguezcortes.com.mx

 
EDICIÓN

CDMX

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES