Cáncer que parece colitis

Mié, 18/09/2013 - 05:00

El cáncer de ovario es una realidad que ataca a 26% de las mujeres antes de los 40 años y que pocas saben que éste no se detecta a través del papanicolau.

Este cáncer se confunde muy fácilmente con colitis, lo que hace que el diagnóstico temprano sea complicado. Especialistas como la doctora Dolores Gallardo, responsable del Programa de Cáncer de Ovario del Instituto Nacional de Cancerología, dice que todas las colitis deberían ser investigadas por cáncer de ovario, aún las nerviosas o de amibiasis. “Son impresionantes las oportunidades perdidas por no detectarlo a tiempo”.

Y es que los síntomas son idénticos: distensión abdominal con dolor, dolor lumbar, hemorragia genital, pérdida de peso. Además, explica, la única manera de saber si se tiene o no es a través de ultrasonido transvaginal o usando método dopler, con el que se diferencian las zonas vasculares de las no vasculares.

“El papanicolau no sirve para detectar todos los problemas ginecológicos, ya que sólo usa células de la vagina, el cérvix y útero, pero los ovarios están muy lejos”.

Las mujeres con mayor posibilidad de presentar este cáncer son las perimenopáusicas, es decir, las que están por llegar a esta etapa, en ella o ya la pasaron. “Hay un pico estadístico que se prolonga de los 45 hasta los 55 años, es un factor de riesgo porque se debe a la falta de hormonas”.

También aquellas con cáncer de mama tienen más riesgo de desarrollar de ovario y viceversa, o si hay miembros en la familia en primer grado de línea directa que lo hayan padecido.

Por el contrario, los métodos anticonceptivos protegen de éste, pero cabe señalar que no se debe usar de tiempo indefinido, “porque entonces sí se vuelven un riesgo para cáncer de mamá, el ideal son tres años. Igualmente, ir a terapias de reemplazo hormonal no debe ser más de tres años porque se vuelve un riesgo”.

Otras mujeres en riesgo son aquellas que se someten a terapias de fertilidad por más de dos veces, debido a la alta concentración de hormonas que deben tomar, así como aquellas que presenten mutaciones en el gen supresor del cromosoma 17q conocido como BRCA 1.

Por ello, es fundamental que las mujeres arriba de los 30 años conozcan cómo están sus ovarios, “la detección oportuna siempre es fundamental en la lucha contra el cáncer, el tratamiento medular es la cirugía conocida como panhisterectomía que quita ovarios, matriz y parte de la membrana que cubre los intestinos y que determina el pronóstico de la paciente.

Y es que este cáncer se disemina muy fácilmente al resto del abdomen por la membrana llamada periotoneo. “Seis de cada 10 pacientes se salvan de cáncer de mama, ocho de cada 10 de cáncer de ovario detectado a tiempo y ocho de cada 10 viven de cinco años en adelante.

También se utiliza la quimioterapia y la terapia molecular, “95% de la pacientes usan quimioterapia, y desde hace 15 años no había un adelanto tan útil en el tratamiento como lograr inhibir el crecimiento de los vasos que hacen que el tumor no crezca.

Entre las medidas de prevención está evitar el consumo de alcohol, tabaco y obesidad o estar atenta si se padece endometriosis

En casos especiales, las mujeres que están en etapa reproductiva y desean ser madres, si uno de sus ovarios está sano, durante la cirugía se le deja y se mantiene en vigilancia por dos años para lograr el embarazo, una vez nacido el bebé se quitan ovario y matriz. “Los bebes de estas mujeres, que son casos muy aislados pero existen, nacen sanos y normales”, asegura.

EDICIÓN

CDMX

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES