Fortalecimiento político de las mujeres

Las elecciones del pasado 7 de junio representan una conquista para la igualdad de género en nuestro país. Los avances, si bien graduales en esta materia, han sido resultado tanto del esfuerzo de las mujeres organizadas, así como de la voluntad política de diversas instituciones del Estado mexicano.

La elección intermedia presenta datos históricos, entre los que destaca el número de mujeres que participaron como candidatas a legisladoras a nivel federal y local.

El desarrollo político de las mujeres en nuestro país no ha sido fácil; el derecho al voto femenino es una conquista que se logró en 1953, desde ese entonces a la fecha hemos sido testigos de diversas acciones para lograr la paridad de género en el ámbito político.

Fue hasta 1993 cuando se estableció en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales que los partidos políticos deberían de promover una mayor participación de las mujeres en la vida política del país y, en 1996, se estableció que las candidaturas a diputados y senadores no deberían exceder el 70% para un mismo sexo, posteriormente este porcentaje se redujo al 60%.

Gracias a la reforma político-electoral de 2014, se elevó a rango constitucional la paridad de género en las candidaturas para legisladores federales y estatales. Actualmente, la legislación secundaria establece que los partidos políticos tienen la obligación de garantizar la paridad de género, es decir, que se integren las listas con el 50% de hombres y 50% de mujeres.

Hoy podemos afirmar que esta consigna se cumplió en las pasadas elecciones. Sin lugar a dudas, hemos avanzado; no obstante, uno de los grandes retos será garantizar que las mujeres candidatas no sufran violencia política, es decir, que no se les impida, obstaculice o dificulte su actividad política; por otra parte, también será indispensable trabajar por el voto y la confianza de todos los ciudadanos, pues hay costumbres muy arraigadas en varias regiones de nuestro país que limitan el desarrollo político de las mujeres y, por lo tanto, la posibilidad de ganar una elección.

De acuerdo con el monitoreo del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), en el estado de Sonora resultó electa una mujer para gobernadora; de 300 diputaciones federales por el principio de mayoría relativa, 116 serán ocupadas por mujeres; y cuatro delegaciones en el Distrito Federal serán dirigidas por delegadas: Miguel Hidalgo, Iztapalapa, Álvaro Obregón y Tlalpan.

La reforma política-electoral ha sido un factor positivo para el fortalecimiento político de las mujeres. El trabajo conjunto realizado por el Congreso de la Unión, el gobierno federal, los partidos políticos y las organizaciones sociales, estará reflejado en la próxima legislatura.

Desde el Congreso de la Unión, las mujeres tenemos la posibilidad de continuar impulsando las reformas necesarias que contribuyan a la igualdad de género, así como garantizar y vigilar que ninguno de nuestros derechos sea vulnerado.

*Senadora de la República
Secretaria de Mesa Directiva
[email protected]
Facebook: liliamerodioreza
 
EDICIÓN

CDMX

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES