Grasas trans, amenaza para el corazón

No hay lugar a duda, las grasas trans artificiales son malas para la salud: su consumo eleva los niveles del colesterol malo, baja los del colesterol bueno y aumenta los triglicéridos en la sangre; el resultado final es que este tipo de grasas aumenta el riesgo de sufrir embolias cerebrales, ataques al corazón y diabetes.

En Estados Unidos de América, desde el año 2006 es obligatorio reportar en las etiquetas de los alimentos el contenido de ácidos grasos trans y ahora, a través de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), el gobierno está por declararlas como no seguras para su consumo y prohibir así, en todo el país, su uso en la elaboración de alimentos, con lo cual se busca prevenir 20 mil casos de enfermedad coronaria y 7 mil muertes anuales por enfermedades del corazón.

¿Qué son las grasas trans?

Son grasas que se forman al agregar hidrógeno a los aceites vegetales líquidos, proceso que las convierte en grasas sólidas que se venden como manteca comestible o margarina. Todavía muchas personas creen que por tratarse de aceites vegetales son buenas, pero no es así, el proceso de hidrogenación las convierte en grasas artificiales que son una verdadera amenaza para el corazón. Son muy utilizadas por su bajo costo, para mejorar la textura, la duración de los alimentos y la estabilidad del sabor.

¿Qué contiene grasas trans?

En México, no hay obligación de informar en la etiqueta el contenido de grasas trans, y la única manera de saber si un producto las contiene es leyendo la lista de ingredientes. Ahí aparecerán como: aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado, grasa comestible, grasa vegetal o manteca vegetal.

Las grasas trans vienen en alimentos procesados: pasteles, galletas, pays, palomitas de maíz para microondas, crema para café, margarinas, comida congelada, tortillas de harina, fabricación de quesos, bases para helados, rellenos para panificación, cremas tipo chantilly o fritos.

Muchos de los alimentos que se venden en establecimientos de comida rápida o panaderías pirata usan manteca vegetal para freír o elaborar sus harinas; lo mismo sucede en los puestos callejeros para cocinar las fritangas, y seguramente muchos usan manteca comestible en la elaboración de tamales.

¿Cómo evitar las grasa trans o manteca vegetal?

A México le urge una modernizada a la regulación de grasas trans para prohibirlas en la elaboración de alimentos y la venta al público.

Seguramente la Secretaría de Salud tomará cartas en el asunto; mientras tanto, es importante que leas los ingredientes de los productos procesados y evites los que contienen aceite vegetal parcialmente hidrogenado o manteca vegetal.

Por otro lado, toma conciencia de que la comida rápida y muchos alimentos callejeros son elaborados con manteca vegetal y por salud es mejor no consumirlos.

Cambia a una alimentación con más vegetales, leguminosas, granos enteros y frutas, usa para cocinar aceite vegetal líquido y es preferible emplear mantecas animales como la de cerdo o mantequilla, que las mantecas vegetales o margarina.

En México, las muertes por enfermedades cardiovasculares representan 18% de todas las defunciones, lo que equivale a 12 muertes cada hora o una cada cinco minutos.

Correo: [email protected]
Twitter: @olgageorgina

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES