Engaño y acoso entre jovencitos

Jue, 17/10/2013 - 05:00

Los jóvenes viven en un mundo interconectado, en que la realidad y lo virtual juegan para bien y para mal, y algunos adolescentes echan mano de las redes para cometer actos de abuso y han hecho de lo digital un campo de agresión.

Según la encuesta de McAfee del año 2013, Engaño digital: análisis sobre la desconexión entre padres e hijos, los muchachos son testigos del aumento del acoso en línea y los padres no tienen plena conciencia del problema.

Apuntes sobre el Acoso cibernético

Los medios sociales no son sólo diversión y juegos: de los jóvenes de 10 a 23 años encuestados, 89% señaló haber presenciado comportamientos crueles en Facebook y 40% en Twitter.

Los niños no superan el acoso: 17% de los pequeños entre 10 y 12 años dice haber sido testigo de comportamientos crueles dirigidos a compañeros de clase o amigos en línea, pero esa cifra se dispara a 34% en el caso de los adultos jóvenes entre 18 y 23 años.

Los padres no conocen el alcance real del problema: sólo 9% de ellos cree que su hijo o hijos han presenciado comportamientos crueles en línea; lo que es peor, sólo 6% cree que su hijo o hija ha sido blanco del acoso cibernético, cuando en realidad 13% de los jóvenes declara haber sido víctima en línea.

La presión de los compañeros se propaga a internet: 4% de los jóvenes declaró haber sido presionado para acosar a alguien en línea.

Cosas del engaño

Es un problema más grave de lo que se cree: más de 50% de los encuestados de entre 13 y 23 años reconoció que buscó en línea la respuesta a una prueba o tarea; sólo 17% de los padres cree que su hijo lo ha hecho.

Los teléfonos inteligentes nos están volviendo más ingenuos: mientras que sólo 10% de los niños entre 10 y 12 años usa un celular, este porcentaje se duplica en los datos de los jóvenes entre 18 y 23 años.

Internet le enseña a los niños cosas que uno no quiere que aprendan: sólo 2% de los padres cree que su hijo ha hecho trampa en una prueba empleando técnicas que encuentran en línea, cuando en realidad más de uno de cada 10 encuestados reconoció que lo hace.

Crecer es difícil: más de un cuarto de los adultos jóvenes entre 18 y 23 años ha hecho trampa con la ayuda de la tecnología, comparado con 14% en el caso de los niños entre 10 y 12 años.

Los padres deben considerar “usar herramientas para mantener a sus hijos protegidos en línea y para respetar las reglas sobre internet de la familia. El software de control parental como McAfee Safe Eyes le permite proteger a sus hijos de sitios inadecuados y a mantenerse informado sobre sus actividades en línea”.

EDICIÓN

CDMX

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES