Corazón en el olvido, corazón destrozado

Acuérdate de mí, trátame bien, esto es lo que seguramente nos dice el corazón si le prestamos atención. Él es el centro de la vida, una magnífica bomba con la más avanzada ingeniería biológica que trabaja sin descansar todos los segundos del año, late en promedio 70 veces por minuto y en un día hace circular alrededor de 7,570 litros de sangre. A pesar de ser fuerte, dedicado y llevarse de maravilla con el pulmón y otros órganos, si no lo cuidamos se va enfermando de manera silenciosa y avisa que está mal cuando es demasiado tarde. De acuerdo con las estadísticas, a pesar de ser tan importante, muchas personas lo tienen en el olvido, razón por la cual las enfermedades del corazón son la primer causa de muerte en el mundo.

En México, 2 de cada 10 muertes son por enfermedades del corazón y cada 5 minutos muere una persona por esta causa. Del total de las muertes por padecimientos del corazón, el 67.5% corresponde a infartos, lo que significa que cada hora, 8 personas mueren de un ataque al corazón.

Casi todos los infartos ocurren cuando las arterias que llevan sangre y oxígeno al corazón se tapan porque en sus paredes se acumula una sustancia llamada placa (ateroesclerosis) compuesta de colesterol, otro tipo de grasas y células inflamadas. La placa se va acumulando y va cerrando las arterias que alimentan de sangre al corazón, a veces la placa se rompe y se forma un coágulo de sangre que bloquea la circulación, otras veces la placa crece hasta tapar las arterias por completo.

¿Quiénes tienen más riesgo de padecer del corazón?

Las personas que tienen antecedentes familiares con padecimientos del corazón desde muy jóvenes; los hombres mayores de 45 años y las mujeres mayores de 55 años; los factores que se pueden modificar o controlar son:

· Fumar o beber alcohol en exceso

· Presión arterial alta (hipertensión) o diabetes

· Colesterol alto

· Sobrepeso y obesidad

· Alimentación con exceso de grasas (principalmente grasas trans o manteca vegetal), colesterol, sodio y azúcar

· Falta de actividad física

¿Cómo prevenir un ataque cardíaco?

Para conservar sano el corazón disminuye y elimina los factores de riesgo. En un estilo de vida saludable no hay lugar para fumar, beber alcohol en exceso, ni para el consumo de bebidas y comida chatarra como refrescos, botanas o pastelillos con cantidades exageradas de sal, azúcar o grasas trans. Cierto es que al corazón se llega por el estómago, entonces come verduras y frutas, las de color rojo como el jitomate son especialmente buenas; pan y cereales con granos enteros; frijoles, lentejas, y otros alimentos con fibra como nopales ayudan a controlar los niveles de colesterol; carnes rojas con poca grasa (no más de dos veces por semana), carnes blancas, y pescado (mínimo dos veces a la semana).

Acude a tu clínica para la detección de enfermedades, realiza toda la actividad física que sea posible y aprende a manejar el estrés y otras emociones negativas que también lo afectan.

Si no te cuidas, te podrás engañar a ti mismo pensando que todo está bien, pero no a tu corazón.

 

Escribe a [email protected] o encuéntrame en Twitter: @olgageorgina

 
EDICIÓN

CDMX

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES