Vandana Shiva

Mié, 16/04/2014 - 05:00

Ayer tuve la oportunidad de asistir a una conferencia de Vandana Shiva, científica, filósofa, escritora, ambientalista y feminista, lideresa mundial en defensa de las semillas criollas. Ella es Premio Nobel Alternativo, brindó un testimonio que se anexó a la queja que presentó ante la CNDH en torno a los permisos que pretende liberar la Sagarpa para la siembra de maíz transgénico.

Vandana señaló que la vía para asegurar el futuro de la alimentación de los seres humanos son las semillas nativas o criollas, y sentenció que las transgénicas que promueve la industria ponen en grave riesgo la diversidad de semillas nativas y el futuro de la humanidad.

La doctora en física, quien es una de las mentes mundiales más brillantes y reconocidas por la defensa de las semillas criollas, y en la denuncia de los daños de la globalización al servicio de las grandes compañías, en particular de las dedicadas a la alimentación, denunció que el modelo neoliberal en el que descansa la industria transgénica es sinónimo de muerte, deterioro del medio ambiente. Aseguró que el aumento desmesurado de enfermedades fatales como el cáncer y el autismo está íntimamente relacionado con la alimentación y los procesos industriales de los que se derivan.

Refirió el impacto generalizado en la salud de la población mundial por la sustitución de las dietas regionales, ancladas en tradiciones culturales: “La imposición de un modelo de alimentación por las grandes empresas ha provocado la obesidad de millones, es absurdo pensar en hacer un arroz transgénico que produce vitamina A del cual se tendrían que comer de 3 a 4 kilos para obtener las vitaminas necesarias que fácilmente las podrían proveer otros alimentos”. El único fin de introducir nuevos genes es convertir un bien común en una mercancía.

La queja denuncia la presencia de transgénicos en Oaxaca, con base en investigaciones científicas, así como en el DF, con base en una investigación gubernamental del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC).

El gobierno, en lugar de defender el derecho a un medio ambiente sano, trabaja a favor de los intereses trasnacionales y no los de la nación. La presencia de Shiva refuerza el compromiso de nuestra lucha por un mundo libre de transgénicos.

EDICIÓN

CDMX

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES