El bombero del Presidente

Jue, 16/01/2014 - 05:00
En memoria de Juan Gelman

Ni el secretario de Gobernación ni el gobernador de Michoacán pudieron con el estado de guerra en esa entidad. Los grupos de autodefensa ignoraron el llamado del gobierno federal al negarse a entregar las armas, lo que derivó en enfrentamientos entre el Ejército y las guardias comunitarias y la posterior guerra de cifras entre Osorio Chong y la CNDH respecto al número de muertos en un claro mensaje de descontrol al interior del gobierno con lamentables resultados en el frente.

Ayer, la Comisión Permamente del Congreso de la Unión emitió un punto de acuerdo para solicitarle a la Sedena un informe de lo ocurrido la madrugada del martes en Antúnez, Michoacán. Tampoco fue suficiente la presencia de la Policía Federal, el Ejército y el mismísimo gobernador Fausto Vallejo en Apatzingán. Los Caballeros Templarios incendiaron una sucursal de la cadena Farmacias del Ahorro en las narices de la autoridad.

Todo este desastre ocurrió en menos de 72 horas.

La respuesta de Los Pinos fue nombrar a Alfredo Castillo al frente de la recién creada Comisión para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, quien hasta ayer despachaba como titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, cargo al que llegó en sustitución de Humberto Benítez para detener la crisis de credibilidad institucional producto del escándalo de su hija, también conocida como la Lady Profeco, que ordenó clausurar un restaurante de la colonia Roma cuando no la sentaron en la mesa que exigía.

La llegada de Castillo a Profeco adquirió notoriedad no sólo porque comenzaron a notarse los sellos de suspensión de actividades en comercios abusivos, sino también porque el Presidente echaba mano de una de sus personas de más confianza en la PGR. El presidente Peña tiene a una persona de su entera confianza con un bajo perfil en distintas subsecretarías del gobierno, como Luis Miranda en la Secretaría de Gobiernación y Ernesto Nemer en la Sedesol.

Alfredo Castillo ya era conocido por lidiar con dos crisis en el gobierno del estado de México: el caso de la muerte de la niña Paulette, que tuvo un inverosímil carpetazo en la administración de Enrique Peña Nieto. Y en 2012, ya con Eruviel Ávila como gobernador, el caso del ataque sexual a siete mujeres, algunas menores de edad, en el paraje El Colibrí en un campamento de 91 jóvenes pertenecientes al Movimiento de Juventudes Cristianas que Castillo dejó sin resolver.

Para bien y para mal, Castillo ha resuelto los asuntos encargados, al menos a los ojos de los medios de comunicación. El nuevo encargado de administrar el conflicto en Michoacán es una suerte de Mr. Wolf, el célebre personaje de la película Pulp Fiction, para el Presidente. Lo seguro es que veamos cambios repentinos en la zona del conflicto, al menos en la estrategia y en el discurso. En 1994, el entonces presidente Carlos Salinas para atender el conflicto en Chiapas nombró a su entonces amigo y miembro del gabinete, Manuel Camacho Solís, comisionado para la Concordia y Pacificación, la famosa Cocopa. La similitud en la estrategia de ambos presidentes para gobernar es impresionante.

La situación en Michoacán se complica y podría salir aún más de control en la Tierra Caliente. El gobierno tiene la difícil misión de terminar con el grupo criminal de Los Caballeros Templarios y su negocio de anfetaminas, pero el enorme error político y táctico con el desarme de las autodefensas podría escalar en un conflicto mayor, donde el Ejército sería incapaz de identificar a ambos bandos.

Periscopio

El secretario de Educación del estado de México, Raymundo Martínez, se echó para atrás con la iniciativa de castigar con cárcel a los maestros que se ausenten de dar clase y participen en plantones. Hasta la sección 36 del dócil SNTE se inconformó con la medida. Están viendo y no ven, diría El Gordo.

En el radar

Mientras la Policía Bancaria combate en el frente del andén del Metro a los llamados vagoneros, el PRI nombró al líder del Sindicato de Trabajadores del Metro, Fernando Espino, como líder de la fracción parlamentaria en la ALDF. Ese apoyo sí se ve.

Bitácora de lo absurdo

El PAN se quejó por la exagerada promoción del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco. Sin embargo, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, también sacó la chequera para promocionar su imagen.

Seguimos el debate en Twitter: @LeoAgusto

EDICIÓN

CDMX

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES