México, la competitividad es el rumbo

Jue, 15/10/2015 - 05:00

El más reciente reporte global de competitividad del Foro Económico Mundial –WEF, por sus siglas en inglés–, señala que México escaló cuatro puestos en los dos últimos años, al pasar de la posición número 61 a la 57 de un total de 148 economías. Sin embargo, a pesar de los avances, nuestro país sigue teniendo problemas que aminoran la posibilidad de ser aún más competitivos.

Los tres problemas más importantes a los que nos enfrentamos son: 1. La corrupción en diversos ámbitos de la vida pública; 2. La ineficiencia de las instituciones por la burocracia; y 3. Los costos que genera el crimen organizado.

Debemos de reconocer que no seremos más competitivos si no acabamos primero con la corrupción. El FMI indica que un país corrupto tiene 5% menos inversión. Este es un problema grave si consideramos que el 44% de las empresas mexicanas han reconocido haber pagado un soborno para operar. No menos preocupante es que la corrupción cuesta a México más de 100 mil millones de dólares, según la Revista ‘Forbes’.

Por desgracia, este flagelo aún se encuentra enquistado en muchas instituciones públicas y en la mentalidad de millones de mexicanos. Por ello, el Sistema Nacional Anticorrupción —hoy día conformándose a pasos acelerados— será de vital importancia para combatir con mayor eficacia el cohecho, la extorsión, la impunidad y el tráfico de influencias en el servicio público.

No es posible que seamos competitivos cuando en nuestro país la apertura de una empresa tarda en promedio 30 días por la burocracia —cuando a nivel internacional apenas se sobrepasan los tres días—. La realidad es que tenemos un aparato burocrático bastante grande, que cuesta mucho dinero y en ocasiones es poco eficiente. Este será un tema que deberá atenderse, más aún cuando los ojos del mundo están volteando a México para invertir gracias a las reformas estructurales.

Un tercer aspecto que debe de preocuparnos es el lamentable “cobro de piso” que realiza el crimen organizado en algunos estados para dejar funcionar a las empresas. Si bien es cierto que la presente administración ha dado pasos importantes en la lucha contra la delincuencia —capturando a más de 120 de los criminales más peligrosos y desmantelando a diversas organizaciones delincuenciales—, también lo es que hay todavía muchos negocios que se ven obligados a entregar un porcentaje de sus ganancias a la delincuencia.

En estos tres asuntos es donde se debe de trabajar en los próximos años para de dar mayor certidumbre, legalidad y maniobrabilidad a los inversionistas.

Hoy, somos un país más competitivo que hace apenas unos cuantos lustros. Hemos logrado construir una infraestructura logística, de telecomunicaciones y carreteras de las más grandes de América Latina; tenemos un sistema de transporte interconectado. Para el 2025 se encuentra proyectado uno de los aeropuertos más importantes del mundo; contamos con diversos puertos de clase mundial; mejor aún, tenemos una reforma energética que atraerá inversiones millonarias, lo cual, entre otras cosas, permitirá generar polos de desarrollo en diversas regiones. Sin mencionar que en la próxima década las Zonas Económicas Especiales en el sur- sureste contribuirán a superar las desigualdades competitivas en todo el país.

Debemos de apostar por la educación de calidad, a invertir en ciencia y tecnología, a brindar certidumbre a los inversionistas, principales aspectos que permitirán desarrollarnos como una potencia económica emergente.

México, a diferencia de cualquier país de la región latinoamericana tiene una posición geográfica estratégica. Por ejemplo, tener accesos tanto al océano Pacífico como al Atlántico, es algo que realmente debe de posicionarnos. Para ello, es necesario que mejoremos la infraestructura en materia de puertos y que estos sean cada vez más eficientes.

Allí está la verdadera fórmula para ser más competitivos: menos impunidad y menos corrupción, más infraestructura, más educación y más ciencia y tecnología. De ello depende el éxito de México en las próximas décadas.

Senadora de la República
Presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables.
[email protected]
@LiliaMerodio
liliamerodioreza 

EDICIÓN

CDMX

15/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

15/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

15/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

15/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES