Objeciones de la memoria
Twitter: @martibatres

Hacia la Constituyente

Vie, 15/04/2016 - 05:00

El 18 de abril inicia una campaña inédita en la ciudad. Se elegirán a 60 diputados para la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. En ella se dotará a la capital del país de su primera Constitución. Esto debería ser una gran noticia, lamentablemente es una señal de alarma.

La ciudad y sus habitantes estamos ante el riesgo del retroceso en materia de derechos. Los últimos meses la ciudadanía capitalina ha enfrentado los embates privatizadores que ponen en riesgo todo lo conseguido durante los últimos 20 años.

No exageramos cuando decimos que la ciudad está en riesgo, que se pueden ir por la borda las conquistas y los derechos de la gente de la capital.

Podemos enumerar algunos de los ‘focos rojos': están en riesgo espacios públicos que pretenden privatizarse y comercializarse para permitir que se lucre desde lo público en beneficio de intereses privados.

La avenida Chapultepec estaría privatizada ahora mismo de no ser por la participación ciudadana y la movilización de los habitantes de la delegación Cuauhtémoc.

Está en riesgo el derecho a la pensión de adultos mayores, incluso cuando el gobierno tiene recursos para cumplir con un derecho que está en la ley. Está en riesgo el derecho a manifestarse y el respeto y garantías a la organización.

La voracidad fiscal expresada en aumentos en Metro, predial, agua y multas de tránsito, pone en riesgo los servicios públicos que deberían ser garantizados y no privatizados.

Con el regreso del fraude electoral y las reelecciones porfiristas en los Tribunales de la capital, está en riesgo la libertad de elección y la garantía de un buen gobierno que vele por el bien común.

Estos riesgos se agravan porque la decisión sobre la Constitución para la Ciudad de México está en manos de quienes privatizaron el petróleo, los servicios de salud y la educación pública en el país.

De 100 diputados de la asamblea que aprobará la Constitución de la Ciudad de México, 40 serán designados por ‘dedazo' de los partidos del Pacto contra México, desde el Senado, la Cámara de Diputados, la Jefatura de Gobierno y la Presidencia de la República.

En lugar de una elección democrática nos enfrentaremos a la imposición de 40 diputados que querrán hacer de la ciudad un acuerdo más del Pacto contra México. Por eso, es legítimo y necesario decir no a los diputados impuestos por el ‘dedazo'. La única esperanza que queda es que 60 diputados serán elegidos directamente por la gente. Es importante que la ciudadanía luche por la Constitución que necesita la ciudad.

Hay que impedir el retroceso y luchar para mantener y ampliar los derechos sociales y las libertades democráticas en la Ciudad de México. Se deben preservar los derechos conseguidos en materia social, ambiental y cultural.

Por eso, se debe dar la batalla para evitar el retroceso en la Ciudad de México.

Twitter: @martibatres
EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES