Bebidas se toman más en primavera

Lun, 15/04/2013 - 02:00

La primavera eleva el consumo de bebidas refrescantes y los líquidos cobran importancia en los hogares de distintas formas: de 2011 a 2012 en esta época se incrementó el consumo de agua 8%, de 385 a 416 litros por hogar, según la consultora de Kantar Worldpanel.

El trabajo de la empresa consiste en una visita semanal a los mismos hogares para conocer qué compran y saber lo que toman. Indica que cuando los niños están de vacaciones se toman más refrescos grandes, sobre todo en hogares con adolescentes, por lo que se consume más de esta categoría.

Aguas frescas y más

El consumo de agua embotellada no sólo crece en tamaños grandes, sino que las botellas chicas también incrementan sus ventas gracias a que las llevamos fuera del hogar. De un año a otro se incrementó el número de litros de compra por ocasión de 29 a 31 litros (en primavera se compran en promedio una vez a la semana). Otra bebida que cobra importancia desde marzo es la cerveza, aunque no es tan fuerte como en verano y diciembre. Más hogares están tomando cerveza en esta temporada respecto de un año atrás; esto, aunado a que se está incrementando su consumo (un litro más en promedio), resulta en un incremento de 14% en litros consumidos de cerveza de la primavera de 2011 a la de 2012.

Salud líquida y sabrosa

Té helado, jugos y bebidas en polvo empiezan a destacar, aunque su mejor momento es el verano. Relacionado con el clima se compra más leche en polvo como una medida en zonas muy cálidas para no arriesgarse a que no dure. Bebidas que se pueden tomar calientes, como el chocolate de mesa, pierden importancia.

“Se toma menos café, e incluso en la comida disminuye el consumo de caldos y sopas; también se compra menos margarina o mantequilla.

Cabe resaltar que no sólo la comida caliente

pierde importancia en esta temporada, el tipo de postres varían, ya que baja el número de hogares que compran leche condensada”, según Fabián Ghirardelly, directivo de Kantar Worldpanel Los artículos untables como mermelada y cajeta pierden importancia, pero “los postres refrigerados como gelatinas y flanes, así como helados y paletas tienen muy buena temporada de marzo a agosto”.

“La edad de los hijos tiene mucho que ver con nuestros cambios de hábitos, por ejemplo la cátsup. Hay platillos como nugets de pollo, pescado empanizado, etcétera que se llevan bien con esta salsa de tomate, y esta combinación les gusta a los niños. Ofrecer promociones cruzadas puede ayudar a los papás a que los niños coman bien en esta temporada”, comenta.

“Después de nuestras buenas intenciones de ponernos en forma a principios de año, nuestro consumo en productos light vuelve a repuntar en verano”, agrega Ghirardelly.

El consumo de agua 8%: de 385 a 416 litros por hogar

EDICIÓN

CDMX

13/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

13/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

13/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

13/11/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES