Buen futuro para México

Jue, 15/01/2015 - 05:00

La OCDE es una organización cuyo objetivo principal es instaurarse como un foro donde los gobiernos tengan la posibilidad de trabajar conjuntamente, compartir experiencias y buscar soluciones a los problemas comunes. Este importante organismo presenta cada dos años un estudio exhaustivo sobre el estado de la economía mexicana y ofrece algunas recomendaciones para lograr que ésta crezca, aumente la productividad y se adopten mejores prácticas internacionales en distintos ámbitos de política pública.

La semana pasada, el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, presentó el estudio económico de México correspondiente a 2015. En el documento se reconocen los efectos positivos que las reformas estructurales tendrán sobre la economía nacional y se destaca que México es el país de la OCDE que ha aprobado más reformas en los últimos años, por lo que se ha convertido en un ejemplo a seguir para los demás Estados miembros de la organización.

Para este importante organismo internacional es claro que la aprobación del paquete de reformas es un paso importante para poner fin a tres décadas de lento crecimiento, baja productividad, informalidad generalizada en el mercado laboral y elevada desigualdad en los ingresos. Así, se pronostica que la implementación de las reformas estructurales, aunado a la política económica de estabilidad que debe mantener México, permitirán el crecimiento de casi 4% anual de la economía nacional en años próximos.

No obstante el pronóstico positivo, es necesario tener en cuenta los riesgos que se encuentran en el contexto internacional y que pueden interferir en el cumplimiento de estas prospectivas. En primer lugar, se encuentra la disminución de los precios del petróleo; en segundo lugar, el endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos.

Aunque en el corto plazo México está protegido contra estas situaciones por su marco de políticas y su mecanismo de cobertura financiera, será necesario emprender acciones adicionales para mantener las finanzas públicas sobre una base sólida.

El principal objetivo de las reformas, además de promover el crecimiento económico nacional, es favorecer la economía familiar, que los ciudadanos perciban en su vida cotidiana los beneficios de las reformas estructurales.

En el PRI tenemos la convicción de que se requiere seguir construyendo y proponiendo cambios que impacten directamente en el bienestar de todos los mexicanos.

Los meses siguientes serán fundamentales para que este ciclo reformador empiece a rendir frutos. En el Congreso de la Unión estamos trabajando para contar con instituciones sólidas que hagan cumplir las leyes y regulaciones que brinden a la ciudadanía una mejor calidad de vida.

Estamos cumpliendo a la sociedad la confianza que nos depositaron en las urnas. Sin duda, en los próximos años tendremos la oportunidad de ofrecer a nuestros hijos un mejor futuro con más y mejores programas que garanticen su desarrollo integral.

*Senadora de la República
Secretaria de Mesa Directiva
[email protected]
EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES