Fumar, una adicción muy fuerte

Mié, 14/08/2013 - 05:00

El escritor estadounidense Mark Twain decía que dejar de fumar es cosa fácil, que él lo había hecho más de un centenar de veces, lo que muestra que alejarse del tabaco es un reto importante, ante el cual la Clínica de Atención al Fumador del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) apoya a quienes desean dejar el cigarrillo.

Expertos en el tema dicen que en realidad dejar el hábito de fumar es difícil y en el Seguro Social la ayuda llega mediante un programa que abarca terapia psicológica y reemplazo de adicción a la nicotina. Además, atiende a pacientes con problemas de salud como enfisema pulmonar, bronquitis o cáncer.

Mal de males

Es cierto que el mundo libra una dura batalla contra el tabaquismo, pero la realidad deja ver que los avances son pocos y que hay nuevos fumadores muy jóvenes. En este campo de guerra por la salud, la clínica localizada en el Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI tiene un programa con el que pretende concientizar a los pacientes acerca de los daños a la salud que causa el tabaquismo.

La motivación individual y voluntaria es el principal criterio de selección para admitir a los participantes en el programa porque sin ella la terapia difícilmente funciona.

El jefe de Neumología de la Clínica de Atención al Fumador, Eliseo Espinosa Poblano, explicó que los expertos del IMSS ofrecen nueve sesiones, dos veces por semana, a 10 participantes en promedio, a quienes se les presenta un panorama general del tabaco, su historia, los daños a la salud que provoca la adicción a la nicotina y las patologías asociadas al consumo del mismo.

El especialista precisa que se brinda tratamiento con parches de nicotina como terapia de reemplazo a esta sustancia.

Además, se les proporciona información motivacional, apoyo psicológico con terapia cognitivo-conductual, técnicas de relajación y de respiración y apoyo nutricional para tratar de eliminar el temor del aumento de peso al dejar de fumar. Destacó que al final de las sesiones se les realiza a los participantes un estudio funcional respiratorio conocido como espirometría y radiografía de tórax, y en algunos casos un análisis de expectoración con la finalidad de detectar en forma temprana procesos cancerosos. Si se amerita algún tratamiento en particular, añadió, se prescribe, otorga y se vigila al paciente.

A quienes no presentan trastornos de salud se les da seguimiento a los tres, seis y 12 meses en la clínica o vía telefónica, para apoyarlos en el proceso de la abstinencia de nicotina, explicó Espinosa Poblano.

Los números del mexicano

La inmensa mayoría de los mexicanos (83 de cada 100) asegura que no fuma, indican los datos de una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

El tabaquismo es un problema de salud pública y son muchos los jóvenes que son atrapados por este mal hábito, según indagaron los encuestadores de GCE: 57 de cada ciento de fumadores encendieron su primer cigarrillo entre los 15 y 18 años; 15% lo hicieron antes de los 15; 13% entre los 19 y 21, y 14% después de los 21.

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES