Casi todos tenemos papiloma

Vie, 14/06/2013 - 00:00

Una de las primeras preocupaciones cuando se tiene sexo es que sea seguro, y esto implica evitar embarazos no deseados y el contagio de enfermedades; sin embargo, es casi imposible no contraer el virus del papiloma humano.

De acuerdo con especialistas como la doctora Deny Gutiérrez Welch, 99% de las persona que tenemos vida sexual tenemos virus del papiloma, y es muy importante saber esto por dos razones fundamentales: una es que genera verrugas en órganos sexuales que si no son tratadas adecuadamente son altamente contagiosas y pueden desarrollar cáncer; la otra es que su aparición se asocia a la infidelidad.

Así, es importante saber que de este virus hay aproximadamente 150 tipos que afectan piel y mucosa, como son los mezquinos y verrugas, ojo de pescado o verruga plantar; 40 afectan órganos sexuales y de ellos, 13 son de alto riego porque tienen la posibilidad de desarrollar cáncer.

Por su extenso número de cepas es muy fácil contraerlo y por ello es tan común que de una forma u otra todos lo tengan y sea muy trasmisible. “El único estudio que ayuda a diagnosticar lesiones por el VHP es la colposcopia y se debe hacer una vez al año. Este virus puede alojarse en los órganos sexuales hasta por 20 años, después activarse por una baja en el sistema inmunológico y generar desconfianza con la pareja”, asegura.

En una relación, el mayor impacto que tiene es que se asocia a la infidelidad ya que al no saber que lo tienen de tiempo atrás las personas piensan que es de reciente adquisición y se culpa al otro de su contagio.

Además, hay que tener claro que su contagio no es nada más por contacto coital sino también con los tocamientos, “es decir, mano-pene- mano-vagina. Se puede pasar por las manos, por lo fluidos de los órganos genitales y por la misma penetración. Por ello, las personas que están iniciando su vida sexual con puros roces tienen también la posibilidad de contagiarse; cuando el sistema inmunológico está bien no se genera lesión, pero si éste falla, la lesión aflora”, dice Gutiérrez Welch.

Esto, asegura, es fundamental saberlo porque si la mujer no se hace la colposcopia, no se entera que lo tiene y si se genera una lesión, además del contagio puede desarrollar cáncer cérvico uterino.

Además de la baja de defensas del sistema inmune, el virus se activa en la mujer con el tabaquismo y cuando hay tejido inmaduro en el cérvix.

Las buenas noticias son que las personas que tenemos vida sexual, además tenemos la oportunidad de vacunarnos. “De esta vacuna hay muchos mitos; lo cierto es que no se mete al cuerpo el virus del papiloma, se trata de una proteína que asemeja al virus del papiloma para que el cuerpo forme la inmunidad necesaria. También es cierto que se debe vacunar a todos los niños y niñas mayores de nueve años, y los adultos si no han tenido lesiones ni verrugas porque eso quiere decir que el tipo de VPH que tienen no ha generado alta malignidad y con ello se evita su activación y contagio”.

Un grave error es quitarse uno mismo los condilomas o verrugas genitales, pues vuelven a salir y se incrementa el riesgo de contagio ya que pueden pasar a boca, garganta, y parte anal. Este virus está asociado a cáncer de vagina, de vulva, ano, pene y garganta.

El tratamiento para quitarlos debe ser realizado en un consultorio con equipo propio para ello y por un médico especialista, lo que puede llevar unos cuantos minutos.

Este virus puede también producir falta de erección en el varón y anorgasmia en la mujer, así que le mejor opción es vacunarse, los varones por protocolo hasta los 26 años y las mujeres de los nueve a los 45 años.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES