Conoce tus pechos. Detección

Mar, 13/10/2015 - 05:00

La detección del cáncer tiene el propósito de identificar los tumores en las primeras etapas, cuando el tratamiento es menos agresivo y más eficaz, con menos efectos secundarios y con mayor probabilidad de curación, sobrevida y mejor calidad de vida. Son tres las acciones para la detección temprana del cáncer de mama: 1) la autoexploración, 2) la exploración clínica de la mama y 3) la mastografía.

La autoexploración. Se recomienda a partir de los 20 años de edad. No es necesario que sea en un día fijo, puedes hacerlo cada que te acuerdes, sin dejar pasar más de dos o tres meses entre una y otra. Una buena autoexploración requiere que te familiarices con tus pechos, de manera que te des cuenta qué es normal en ti y cuando hay un cambio. Por ejemplo, alrededor de la menstruación las mamas se encuentran más sensibles, pueden doler y sentirse zonas más duras que desaparecen cuando pasa el periodo.

Es importante acudir a tu clínica de salud para que, además de folletos informativos, te enseñen a hacer la autoexploración. Si conoces bien lo que es normal en tus mamas, podrás darte cuenta más fácil cuando algo no está bien y acude cuanto antes con tu médico. Los cambios que deben alertarte son los siguientes:

· Bolita, zona dura o la piel más gruesa

· Hinchazón, obscurecimiento o enrojecimiento de la piel

· Cambios en el tamaño o la forma de las mamas

· Hundimientos o arrugas en la piel

· Picazón, úlceras o llagas en el pezón

· Salida de líquido por el pezón

· Dolor reciente y que no desaparece

Tip: La autoexploración se puede hacer durante el baño y al enjabonarse, deslizar los dedos sobre los pechos con jabón, es más fácil y mejora la sensibilidad. No olvides revisar también las axilas.

Algo importante a tener en cuenta es que 8 de cada 10 anormalidades en las mamas no son cáncer y se trata de enfermedades benignas; las probabilidades de que sí sea cáncer, aumentan considerablemente después de los 45 años.

La exploración clínica de las mamas. Se hace a partir de los 25 años, cada año. Es la misma técnica que en la autoexploración, con la diferencia de que la realiza el personal de salud.

Mastografía. Se recomienda cada dos años, de los 40 a los 69 años de edad. No se aconseja hacerla antes de los 40 años sin indicación médica, ya que los estudios han mostrado que antes de esta edad no tiene utilidad en la reducción de la mortalidad por cáncer de mama y aumenta los falsos positivos y el sobretratamiento. El estudio de mastografía tiene más ventajas cuando se realiza entre los 50 y los 69 años de edad.

Tip: Si aún menstruas, programa la mastografía a la mitad del periodo para que tus pechos no estén sensibles y no te moleste el estudio. El día de la mastografía, báñate para eliminar los residuos de desodorante o perfume y no los uses hasta después de hacer el estudio. La mayoría de los desodorantes tiene aluminio y afecta la calidad del examen. Es mejor vestir pantalón o falda.
Cuida tu salud.

Email: [email protected]
@olgageorgina

EDICIÓN

CDMX

10/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

10/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

10/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

10/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES