Ácido graso para el cerebro

Vie, 13/09/2013 - 05:00

El organismo humano trabaja 100% cuando está bien nutrido y sano, objetivo en el que juega un papel destacado el DHA o ácido docosahexaenoico, agente de la familia de los omega-3 y que se encuentra en todo el cuerpo. Se trata de una grasa estructural importante en el cerebro y ojos y es un componente clave del corazón.

Científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido) realizaron el estudio clínico llamado Dolab, en el que participaron 493 niños sanos de siete a nueve años, pero de bajo rendimiento, para observar la relación entre la ingesta de DHA omega-3 y el desarrollo cognitivo de los infantes.

A las pruebas me remito

Los hombres de ciencia compararon grupos de niños que recibieron una dosis diaria del ácido graso DHA omega-3 ante los que no lo consumieron. Les siguieron la pista 16 semanas y vieron que este ácido graso mejora el rendimiento de lectura, memoria a corto plazo y conducta.

“Como resultado del estudio se determinó que el alto contenido de DHA en la sangre (glóbulos rojos o eritrocitos) se asocia con un mejor rendimiento en la lectura y la memoria a corto plazo, así como con una mejor conducta y menos problemas de sueño; todo lo anterior calificado por los padres de los niños”, indica Rodrigo Valenzuela, investigador de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

“También calificado por los maestros, se observó que niveles altos de DHA en sangre están asociados con menos ansiedad”, comentó el investigador.

El especialista dice: “La captación del DHA omega-3 preformado por el cerebro es mucho más significativa durante el embarazo, lactancia y niñez y es especialmente importante para reforzar la etapa escolar, ya que apoya la acumulación sustancial del DHA en el cerebro durante el crecimiento”.

Por ello, indica, es clave su ingesta durante el embarazo y primeros años de vida.

Buena memoria

El estudio revela que los niños que ingirieron DHA son más rápidos y eficientes al procesar información; la rapidez del procesamiento de la información se ha identificado como un factor importante en un amplio rango de procesos mentales, tal como el razonamiento, memoria y la solución de problemas.

“Es fundamental considerar en la alimentación diaria de los niños, la ingesta de omega 3-DHA ya que los beneficios cognoscitivos son muchos y esto los ayuda a mejorar su rendimiento académico. Por ello, como especialista, hago un llamado a los padres para que además de considerar libros y útiles escolares, tomen en cuenta la importancia de brindar la mejor alimentación a sus hijos”, recomienda Valenzuela.

Con la ingesta regular de DHA se puede explicar la mejora significativa en los procesos mentales, debido a que aproximadamente 97% de ácidos grasos omega-3 en el cerebro son DHA y éste por sí sólo representa 10% del peso seco del cerebro. Y, según la nutrióloga Cecilia García, “es muy fácil incluir en la dieta de los niños el omega-3 DHA preformado, ya que está disponible en productos adicionados con este beneficioso ácido graso con el nombre de life’sDHA, como el aceite Nutrioli”.

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES