Violencia y represión en el horizonte

Mié, 12/11/2014 - 05:00

El periódico Reforma publicó en su edición de ayer una fotografía en la que se ve herido al general Gustavo Ramírez Palacios, subjefe de Seguridad del Estado Mayor Presidencial, después de tratar de impedir —relató el rotativo— que le prendieran fuego a una puerta del Palacio Nacional, la noche del sábado pasado.

Para confirmar visualmente su identidad, el periódico mostró otro fotografía del general Ramírez, en la que corre a la par del presidente Peña Nieto y del general Roberto Miranda, jefe del Estado Mayor Presidencial, en una carrera recientemente organizada por ese cuerpo militar.

Y al informar en cabezas y textos que “dejaron libres a los vándalos”, se lamenta: “no hay culpables pese a que dañaron Palacio Nacional e hirieron a un general”.

No tendría por qué resultar extraño que un oficial de alto rango del Estado Mayor Presidencial esté en el Palacio Nacional, aunque normalmente es resguardado por el batallón de Guardias Presidenciales.

El Estado Mayor, y más aún, el responsable de la seguridad del Presidente, normalmente está donde está el Jefe del Ejecutivo. Y Peña Nieto, hasta donde se sabe, no estaba la noche del sábado en el Palacio Nacional.

Tampoco debe parecer inverosímil que, ante tal agresión, un oficial de alto rango como el general Ramírez haya intentado evitar que incendiaran la puerta del Palacio. De hecho resulta encomiable que haya confrontado a los llamados anarquistas.

Sin embargo, se ha difundido un video, subido a las redes sociales por la cuenta Triquis de Copala (@voz_desplazados), en el que se ve a un personaje, que se distingue entre la multitud por traer el escudo de una águila en el hombro derecho, que lo mismo ayuda a los agresores a golpear la puerta con las vallas metálicas, azuza a otros para que lo sigan haciendo y le prendan fuego, habla con el general Ramírez y después da órdenes a policías que resguardan los accesos a Palacio Nacional.

El video lo puede usted ver en esta liga: https://www.youtube.com/watch?v=1bxeb666bSw . No es, necesariamente, una evidencia concluyente, pero en algo puede servir para que usted norme su criterio. De su contenido habría que esperar aclaraciones de la autoridad competente, pues encaja en uno de los tres escenarios de provocación que le refería aquí en la entrega pasada.

Sólo está detenido uno de los agresores, los demás fueron liberados porque no hubo pruebas suficientes para liberarlos. ¿Incompetencia de la PGR? ¿Protección a los involucrados? ¿Detención de inocentes?

La indignación, la protesta y la agitación, con altas cargas de manipulación y provocación, como siempre ocurre en este tipo de acontecimientos, crecen en Guerrero y en otros puntos del país. De pronto queda la sensación de que las cosas se salen de control.

Todo esto más las conductas sugeridas o mostradas por videos como el referido, generan la percepción de que la violencia seguirá escalando y que, de un momento a otro, podría venir la respuesta igualmente violenta del Estado.

Algo similar a lo ocurrido en Oaxaca (2005-2006) o en Atenco (2006), si no es que peor. La represión que se ve venir divide las opiniones: a unos les parece lo correcto y consideran que ya se tardó. A otros les parece incorrecto, pues sólo escalará el conflicto y desnudará a un sistema político en avanzado estado de descomposición.

Instantáneas

1. ALIENTO. El equipo de forenses argentinos que colabora en la investigación del caso Iguala-Ayotzinapa, dio ayer su primer informe de las pruebas genéticas que realizó. Después de obtener los resultados del laboratorio “The Bode Technology Group”, ubicado en Estados Unidos, concluyó que los restos de las primeras fosas encontradas en Iguala no corresponden a ninguno de los 43 desaparecidos. Esto fue informado directamente a los padres de Ayotzinapa que, al saberlo, dijeron emocionados: “volvemos a nacer”. Ellos saben que faltan los resultados de los restos encontrados en el basurero de Cocula.

2. CNDH. A Raúl Plasencia le quedó claro ayer que no podrá reelegirse como presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, pues no fue incluido en ninguna de las ternas propuestas por las fracciones parlamentarias del Senado. Todo indica que los finalistas para sucederlo son el secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah Gebara y el abogado general de la UNAM, Luis Raúl González Pérez. Farah aparece en las ternas de PAN, PRD, PRI y PT en tanto que González Pérez en las del PAN, PRD y PRI.

[email protected], @RaulRodriguezC y raulrodriguezcortes.com.mx

 
EDICIÓN

CDMX

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES