¿Cuál es tu riesgo para cáncer de estómago?

En el mundo, cada año ocurren alrededor de un millón de casos de cáncer de estómago; es el cuarto tumor maligno más frecuente después del de pulmón, mama, y colon y recto; y como causa de muerte sube dos sitios, para ocupar el segundo lugar de mortalidad. En México, en el año 2010, se registraron 5 mil 599 defunciones, 3 mil 3 en hombres y 2 mil 596 en mujeres. La edad en la que se presenta con más frecuencia es por arriba de los 55 años y afecta más a los hombres; de hecho, en muchos países el número de casos y muertes dobla al de mujeres.

Aunque muchas personas no presentan ninguna característica especial para desarrollar cáncer de estómago, se han identificado factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecerlo. Eliminar estos factores es muy importante, ya que en la actualidad no se dispone de una prueba de detección que ayude a identificar el cáncer de estómago en sus etapas más tempranas.

Factores de riesgo

El consumo excesivo de sal eleva el riesgo del cáncer de estómago, las diferencias en la dieta explican las grandes variaciones de este tumor en el mundo. En China y Japón, que acostumbran algunos alimentos muy salados, su presencia es muy alta. Otros productos cuyo consumo frecuente sube el riesgo son el tocino, salchichas o jamón, que contienen químicos llamados nitrosaminas.

Las personas con infección por helicobacter pylori, una bacteria, tienen un riesgo hasta seis veces mayor que el resto de la población. Muchas personas tienen la infección pero no todas desarrollan cáncer, por lo que se estudian otros factores que interactúan con la infección como la dieta o fumar.

Fumar es un factor bien identificado, de tal manera que hasta uno de cada cinco cánceres del estómago puede deberse al cigarro. Se encuentran en estudio otras exposiciones que pueden tener un mayor riesgo, por ejemplo, ser trabajador en la industria del plástico o de los asbestos.

Tener gastritis crónica, anemia perniciosa, pólipos gástricos, cirugía en el estómago, baja de defensas por otras enfermedades, por ejemplo VIH/sida, o padres o hermanos que padecieron cáncer de estómago, también eleva el riesgo.

Por otro lado, se conocen factores protectores, es decir, hábitos o condiciones que disminuyen el riesgo de desarrollar este cáncer. Uno de ellos
tiene que ver con la dieta y el otro con la actividad física: las personas que comen más vegetales,
frutas y granos, así como las que practican actividad física frecuente tienen la mitad de riesgo de desarrollarlo.

Como en otros tipos de cáncer, los síntomas o signos no son exclusivos y pueden deberse a otras enfermedades, sin embargo deben conocerse para acudir al médico.
En etapas iniciales se puede presentar:

* Indigestión, inflamación, acidez estomacal o incomodidad estomacal (sobre todo después de comer).

* Náuseas ligeras, pérdida del apetito o sensación de llenura con poca comida.

En los estadios más avanzados los síntomas se hacen más intensos y se puede agregar:

* Sangre en las heces que toman una coloración negra.

* Dolor de estómago o vómitos.

* Problemas para tragar o pérdida de peso sin razón conocida.

* Color amarillento de ojos y piel o acumulación de líquidos en el abdomen.

* Debilidad o cansancio.

Para protegerte del cáncer, lleva un vida sana, evita el cigarro, cambia tu dieta, haz ejercicio,
evita automedicarte y acude al médico si tienes molestias estomacales que no desaparecen en
pocos días.

Email: [email protected]
Twitter: @olgageorgina

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES