Ciencia que embellece

Mar, 12/11/2013 - 05:00

La presencia de mujeres y hombres en la escena social es cada vez más cotizada en el mundo, y lograr las fórmulas cosméticas perfectas para el cuidado de la piel del rostro y el cuerpo es un campo en que la ciencia tiene mucho que ver, nos cuenta Mine Díaz, directora del laboratorio Aspidpro.

En su papel de directora, dice que en Aspidpro “hemos trabajado de la mano con médicos, dermatólogos, biólogos, cirujanos plásticos, la parte de fisioterapeutas y nos dio un giro donde desarrollamos algunas moléculas que incluso están ahora en el área farmacéutica”.

Una historia de amor

La empresa ha evolucionado la ciencia cosmecéutica en México desde hace más de 38 años, “cuidando y manteniendo la piel sana y bella”, menciona para explicar que “esta empresa nació de la unión de un médico y una química que tuvieron una historia romántica y fue creciendo a través de las profesionales cosmetólogas”.

La investigación es puntal en la compañía, que tiene varias áreas de negocio: cosmecéutica, farma —donde se generan patentes— y moléculas, instituto de Investigación y la Fundación Grupo Aspidpro.

“Contamos con una amplia gama de productos especializados para el cuidado de la piel corporal, facial y capilar de extraordinaria calidad, entre los que se encuentran dermolimpiadores, tónicos, mascarillas, protectores solares, cremas y más”, dice Mine Díaz.

Una línea saludable

Los productos de la firma, explica, los distribuyen spas, clínicas, dermoestéticas, cosmetólogos y médicos. “Cuando uno va al spa se aplican los productos y, después, se ofrecen o los recomiendan para tratamiento y apoyo en casa”.

En este contexto, dice: “Tenemos 32 escuelas de cosmetología, somos la única empresa que tiene el aval de la UNAM para el diplomado de cosmetología y ya hemos egresado 7 mil profesionales a lo largo de 13 años”.

Importantes puntos de labor

Uno es la cosmecéutica, la aplicación de los productos en la cabina donde trabaja la profesional, los spas donde se venden con la recomendación de profesionales, los centros de capacitación y el centro de bienestar y atención, que es un concepto integral de relajación y salud, ideado para consentir todos los sentidos.

Este Centro es una modalidad de franquicias, que hasta ahora ya tiene 35 representaciones. El modelo “es lo que vislumbramos para trabajar y seguir creciendo con una estandarización de procesos y servicios”, señala.

Elementos orgánicos

“Tenemos una línea de cosméticos llamada Organika para la cara y cuerpo que está formulada a base de ingredientes naturales y orgánicos”, indica la directora de Aspidpro.

Algunos ejemplos son el shampoo dermolimpiador de hierbabuena, que elimina las células muertas de la epidermis y favorece el proceso de renovación cutánea; la crema corporal humectante con verbena es un excelente protector que restaura, humecta y suaviza la piel y es ideal para después del bronceado, gracias a su contenido de taninos y mucilago.

“En Aspidpro contamos con toda una variedad de productos cuyo objetivo es ayudarte a prevenir, proteger y regenerar tu piel. Todos éstos cuentan con ingredientes activos y base de la más alta calidad, para brindar los mejores resultados”, afirma su directora.

EDICIÓN

CDMX

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

19/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES