Tatuajes, una amenaza

Jue, 12/09/2013 - 05:00

Una ola de tatuajes y perforaciones recorre el mundo e incontables hombres y mujeres decoran sus cuerpos con ellos, situación ante la cual la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) advierte se trata de una de las mayores agresiones a la piel y tienen efectos negativos que pueden ir desde irritación hasta infecciones severas.

Los tatuajes y perforaciones corporales son prácticas recurrentes en la población mundial, no tanto en México, donde los porcentajes indican que se tatúa 9.6% de la gente y 17.2% lleva piercings.

Contrario a lo que muchos piensan, estas prácticas son una fuerte agresión a la piel, la cual puede derivar en alergias o infecciones, explica Rosa María Gutiérrez Vidrio, integrante de la FMD.

La cosa puede llevar a deformaciones de por vida como queloides (lesiones de la piel formadas por crecimientos exagerados del tejido cicatricial) o granuloma a cuerpo extraño (deformación o bola tipo cicatriz), expresó la especialista, quien agregó que aproximadamente 5% de las personas que se tatúan ha manifestado algún tipo de complicación.

Los mapas del peligro

Al realizar un tatuaje o perforación se produce una herida en la piel, por lo que el profesional que lo realice debe tener conocimiento completo de las diferentes zonas anatómicas, a fin de evitar el contacto con estructuras subyacentes como vasos o nervios, minimizando posibles complicaciones; por otra parte se debe evitar el uso de tinta china o utensilios improvisados como vidrios, puntas o varillas y tornillos calientes.

La doctora Vidrio menciona que “es indispensable revisar si la persona no presenta trastornos de coagulación o cicatrización, riesgos de infecciones como sida, hepatitis C, infecciones de la piel, así como verificar antes de la aplicación que ésta se realice con material desechable y desinfectado”.

La especialista sugiere pensar bien antes de tatuarse, ya que no es fácil quitarlo, en ocasiones sólo se logra de manera parcial dependiendo de la tinta utilizada o bien puede llegar a quedar una cicatriz en esa zona. Una eliminación láser es costosa.

Existen alternativas menos agresivas como los tatuajes de henna, que presentan menos reacciones adversas, pues se realizan por medio de colorantes naturales que se colocan en la piel sin necesidad de romper la capa de la epidermis, razón por la cual no se corre ningún riesgo, agregó.

Un poco de historia

Se cree que muchas tribus que habitaron las Islas Polinesias, Japón, China, los continentes sudamericano y africano utilizaban dibujos en la cara o el cuerpo. Hay vestigios de momias, más antiguas que las de Egipto, que muestran formas similares a los tatuajes y algunos pueblos de Medio Oriente usaban marcas en la piel para demostrar el dolor de la pérdida de un ser querido, cuenta Vidrio.

En el siglo XVIII, los tatuajes se hicieron famosos en Occidente debido a los viajes de los marinos europeos por la Polinesia e islas de Sudamérica. Los tatuajes son dibujos de cualquier índole, los cuales pueden realizarse en diversas zonas del cuerpo humano.

EDICIÓN

CDMX

24/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

24/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

24/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

24/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES