Más casos de éxito

Jue, 12/09/2013 - 05:00

ÉXITO. Otra vez los jóvenes lo volvieron a hacer. Otra vez más vemos cómo deportistas con poco apoyo, equiparable a deportes que absorben patrocinadores y aficionados, sacan la casta por México. La Universiada es un espacio creado desde 1959 donde jóvenes universitarios de todo el mundo compiten en distintas disciplinas. Este año, en la ciudad de Kazán, Rusia, se celebró la 27ª Universiada de verano y México participó, como lo ha venido haciendo, con jóvenes atletas provenientes de todo el país y en casi todas las disciplinas. Durante 13 días estudiantes universitarios de casi 160 países llevaron al máximo su potencial con el fin de alcanzar la gloria de estar en el pódium de ganadores.

El total de la delegación mexicana se conformó por 167 atletas, 49 entrenadores y 29 de staff y cuerpo médico. A cada uno de ellos les envío mi agradecimiento porque enaltecen a nuestro país, porque saben que representar a México es uno de los mayores orgullos que uno puede tener.

¡EXTRA!, ¡EXTRA!: 1 de oro, 4 de plata y 6 de bronce. Trigésimo cuarto lugar en la posición de los países participantes, por encima de Cuba, Reino Unido, España o Chile. Ese fue el resultado de nuestra delegación mexicana. ¿Qué se supo de esto? Casi nada. ¿Por qué? Porque se relega, como siempre lo hacen, los resultados de los jóvenes frente a los desafíos a los que se enfrentan. Estoy convencida que el deporte y la academia, lejos de ser impedimento una de la otra, son un complemento, ya que en el deporte se aprende la disciplina y la perseverancia que son vitales durante la trayectoria académica y la vida misma. Al ser deportista y estudiante implica un doble esfuerzo, por ello debemos extenderles un doble reconocimiento, como lo pudimos hacer el martes pasado en el Senado de la República.

En la Universiada de Kazán nuestra delegación obtuvo medallas que nunca se habían podido ganar. La primera de ella es el oro en salto de longitud ganado por Luis Alberto Rivera. En el estadio Central pudimos ver ondear nuestra bandera gracias a la tenacidad y entrega con la que Luis Rivera logró, no nada más el primer lugar, sino que impuso un nuevo récord para la Universiada. Las cuatro medallas de plata se repartieron de la siguiente manera: una en futbol femenil, dos en gimnasia y una en remo.

A todo el equipo femenil de futbol mi admiración por demostrarnos que sí es posible traernos alegrías en una disciplina que a nivel profesional no refleja de lo que somos posibles. A Daniel Corral, Elsa García y Patrick Loliger, primero mi agradecimiento por enaltecer a México y segundo por ser ejemplo de que ser joven es sinónimo de lucha, de que no es imposible ganar si te aventuras a competir, a luchar por lo que te pones como meta sin importar qué tan difícil sea.

SIGAMOS TRABAJANDO. En meses pasados aprobamos una nueva Ley General de Cultura Física y Deporte que generará grandes transformaciones para el deporte nacional. Primero porque busca velar los intereses de los deportistas que tanta satisfacción nos dan, como los jóvenes que participaron en la Universiada 2013. Seguiré trabajando en búsqueda de algo más que un cambio, un cambio radical en la forma como son abordadas las políticas a favor de los jóvenes. Seguiré luchando desde esta tribuna y buscaré los recursos que sean necesarios para acotar las deficiencias en la que miles de deportistas luchan día con día. Seguiré promoviendo leyes y esfuerzos para tener más casos de éxito.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES