Acoso en el trabajo. ¿Qué hacer?

Mar, 12/05/2015 - 05:00

Cualquier tipo de violencia, intimidación, hostigamiento o acoso es causa de problemas de salud física y mental cuando se dan de manera repetida en ambientes en los que pasamos gran parte de nuestra vida, ya sea en el hogar, en la escuela o en el trabajo. Cuando el acoso se vive en el trabajo se le llama "mobbing", que viene de la palabra inglesa "mob" que significa pandilla o turba en un estado de ánimo hostil. Todos en algún momento podemos sufrir "bullying" laboral o "mobbing" o ser testigos de él. Existen varias definiciones de "mobbing", una de las más aceptadas es: un maltrato o agresión de uno o más miembros de un grupo, hacia un trabajador, lo suficientemente grave para afectar su salud, poner en peligro su carrera laboral y provocar tensiones con familiares y amigos.

El abuso laboral puede venir de un jefe, de compañeros o hasta de subordinados; la motivación del hostigador son celos, envidia o competencia para ganar una mejor posición. Las personas agredidas suelen ser tranquilas, trabajadoras, incluso brillantes, pero los efectos del "mobbing" pueden cambiar esa realidad por angustia de ir a trabajar, no poder dormir, estrés, bajo rendimiento en el trabajo, falta de iniciativa, baja autoestima, depresión, dolores de cabeza, gastritis, hipertensión arterial o alteraciones de la conducta.

¿Cómo reconocerlo?

Depende del tipo de trabajo y de quién es el acosador, generalmente engloba alguna de estas conductas:

· Chismes, calumnias o rumores que afectan la integridad, dignidad o prestigio.

· Comentarios despectivos, crítica permanente, descalificación.

· Insultos o humillación pública.

· Aislamiento, exclusión de reuniones o discusiones, quitar responsabilidades clave y dar tareas sin importancia.

· Exceso de trabajo, fechas o plazos de entrega inalcanzables.

· Amenazas de violencia física, desprestigio o despido.

Entonces ¿Qué hacer?

· No participes en chismes o bromas para molestar o desacreditar a subordinados/as, compañeros/as o jefes/as. Los acosadores siempre buscan cómplices, no seas uno más.

· No pongas en riesgo tu carrera, aléjate de las personas agresivas que lastiman o humillan a los/as demás.

· Si sufres de hostigamiento, no te calles. Habla con tu acosador, enfréntalo de manera amable y pide respeto. No respondas con violencia, muestra fortaleza, si pierdes el control, el abusador lo usará en tu contra.

· Si no funciona hablar, recurre a tu jefe.

· Puede ser útil llevar un diario de las ofensas, de las circunstancias y los testigos.

· Si el abusador es tu jefe, averigua si en la empresa hay alguna oficina que atienda estos casos y pide ayuda o habla con el superior jerárquico.

· Si en tu empresa hay un sindicato, pide apoyo.

· Si nada de lo anterior funciona busca asesoría en la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajador (Profedet).

En medio de los problemas se encuentran las soluciones. Infórmate, pide ayuda.

Escribe a [email protected] o encuéntrame en:
Twitter: @olgageorgina

 
EDICIÓN

CDMX

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

23/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES