Carmen Leaks

Jue, 12/03/2015 - 05:00

Leak, en inglés significa gotera, filtración. El término se hizo famoso mundialmente cuando Julian Assange se convirtió en el rostro visible de WikiLeaks. Proyecto de información que puso en evidencia la manera de hacer diplomacia del gobierno de los Estados Unidos, mediante la filtración de miles de documentos de las embajadas de dicho país con el Departamento de Estado.

En días pasados, se presentó en el Centro de Cultura Digital el proyecto México Leaks, una plataforma que permite enviar de manera anónima información de interés público como documentos, fotografías y videos. En el papel, dicha información será verificada por un colectivo de medios de comunicación y organizaciones de la sociedad civil enfocadas a la libertad de expresión.

Se dio a conocer que entre los signantes de este proyecto se encuentran las revistas Proceso y MX; el portal de noticias Animal Político; el colectivo Periodistas de a Pie, entre otros. Y según el sitio mexicoleaks.mx, la Unidad Aristegui / MVS.

El uso de la marca MVS provocó que la empresa de la familia Vargas publicara un desplegado desmintiendo cualquier tipo de relación con México Leaks y corrió un audio con el desmentido en el noticiario de Aristegui, sin previo aviso a la periodista. Situación que la dejó helada al aire: "Veremos de qué se trata, veremos de dónde viene, veremos cuál es el trasfondo".

El desplegado señala que hubo un "lamentable abuso de confianza" al utilizar la marca sin el conocimiento de la empresa. El hecho le da a MVS la oportunidad de terminar el contrato con la periodista sin tener que indemnizarla ni caer en una situación que pueda interpretarse como un atentado a la libertad de expresión, aunque en el fondo sí sea esa la causa real.

Por otra parte, MVS tiene algunos refrendos pendientes en sus concesiones y entregar el micrófono de Aristegui podría suavizar las relaciones gubernamentales de la empresa.

El caso de Aristegui llega en un pésimo momento; la elección intermedia está en marcha, así como nueve gubernaturas que serán renovadas el primer domingo de junio. Y también porque ayer se dieron a conocer a las empresas ganadoras de las nuevas cadenas nacionales de televisión: Grupo Imagen y Grupo Radio Centro. En un nuevo escenario de competencia, Carmen Aristegui no tendría cabida en las nuevas cadenas, salió de Imagen en una mala situación con Pedro Ferriz y en 2008, después de meses de negociaciones con la familia Aguirre de Radio Centro, no se concretó su contratación y la idea de incorporar a Aristegui en Radio Centro le dio un margen de negociación a dicha empresa con el entonces presidente Felipe Calderón.

Periscopio. El Instituto Federal de Telecomunicaciones dio a conocer los montos de la oferta económica que hicieron Grupo Imagen (1808 millones de pesos) y Grupo Radio Centro (3058 mdp). La diferencia entre una oferta y otra fue de 1250 millones de pesos. Ambos se llevaron lo mismo por distinto precio. El monto base era de 830 millones de pesos.

En el radar. Lamentable, el secuestro y posterior asesinato de la precandidata del PRD para la alcaldía de Ahuacuotzingo, Guerrero. El crimen organizado mandó un mensaje que la autoridad no puede pasar por alto. Esta muerte enciende los ‘focos rojos' en el sureño estado en cuanto a la seguridad pública, pero también de cara a los comicios.

Bitácora de lo absurdo. Luego de un desafortunado trabajo de retoque digital que utilizó la candidata del PAN a la gubernatura de San Luis Potosí, Sonia Mendoza, donde se le notaba más joven y hasta con la piel más blanca, la lideresa de la CTM potosina, Amelia Núñez Ortiz, acusó a Mendoza de racista. Quizá la puede acusar de vanidosa y portación de retrato prohibido. Pero, ¿racista?

Twitter: @LeoAgusto

EDICIÓN

CDMX

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES