Padres que sonvíctimas de sus hijos

Mar, 12/03/2013 - 04:00

El síndrome del pequeño dictador, emperador o tirano describe el comportamiento opresor de los hijos únicos en China. La política oficial de que los padres pueden tener un solo hijo ha provocado que en ambientes urbanos los hijos reciban excesiva atención por parte de sus padres y abuelos, convirtiéndose en pequeños dictadores. Este fenómeno se identifica con la política china, pero se presenta igualmente en nuestra sociedad.

¿Cómo es el pequeño dictador?

Es un niño, generalmente de entre 9 y 17 años, con frecuencia hijo único, que desde pequeño da órdenes a sus padres y tiene un comportamiento desafiante sobre todo con sus mayores. Es un niño, generalmente varón, que piensa que el mundo gira a su alrededor, consentido, sin conciencia de límites, que se cree el centro del universo y que controla el ambiente familiar.

Además, tiene una baja tolerancia a la frustración y poca capacidad para empatizar o sentir culpa. Es un niño que considera que lo merece todo, por lo que puede exigir, no sólo pedir. En la adolescencia, algunos pueden incluso llegar a agredir verbal y físicamente a sus padres. En la edad adulta pueden ser agresivos y violentos con sus parejas.

¿Cómo se crea un pequeño tirano?

Lo que contribuye a que un niño se convierta en un pequeño dictador son los mimos excesivos, la ausencia de cualquier tipo de disciplina, hacer cosas por él como cargarle la mochila o sus libros, permitirle dar órdenes o exigir a otros adultos, resolverle todos los conflictos a los que se enfrenta. También ayuda impedirle ser independiente y responsable y, por el contrario, enseñarle a ser egoísta, caprichoso, flojo e inútil. No hay que olvidar darle absolutamente todo lo que pide.

¿Qué pueden hacer los padres?

Para los padres y maestros que desean evitar que un niño se convierta en un pequeño dictador hay mucho que se puede hacer: darle obligaciones de acuerdo con su edad, establecer claramente qué es negociable y qué no lo es, sensibilizarlo al dolor ajeno, hacerle saber que los demás son tan importantes como él. Es fundamental poner atención a los primeros síntomas y establecer límites claros, no permitir "que se les suba a las barbas" a los adultos. Evitar ser "demasiado democráticos" al punto en que se olvide de establecer su papel de guía y autoridad con respeto y amor.

El tratamiento psicológico incluye ayudarlo a reducir el egocentrismo y que aprenda a desarrollar mayor empatía hacia sus iguales y mayores. Parte importante en el tratamiento consiste en que el niño descubra que sus actos tienen consecuencias y que todos, incluido él, debe respetar ciertos límites.

Envía tus preguntas, sugiere temas: [email protected]
Lee más en mi blog: http://blogs.eluniversal.com.mx/avivirme/

 

CITA:
"Si usted quiere que sus hijos tengan los pies sobre la tierra, colóqueles alguna responsabilidad sobre los hombros"
ABIGAIL VAN BUREN, CONSEJERA

DATO INTERESANTE:
Si bien los especialistas aseguran que el maltrato a padres es cada vez más frecuente, no hay un registro puntual. De mil delitos, sólo 12 terminan en averiguación previa. (Universia)

RECOMENDACIONES:
Los hijos tiranos: El síndrome del emperador
Autor: Vicente Garrido Genovés
Este libro aborda cómo se ha llegado a esta situación
y plantea las soluciones para resolver una nueva realidad:
la de los hijos tiranos

 

 
EDICIÓN

CDMX

19/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

19/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

19/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

19/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES