Los Machetes: 60 centímetros de sabor

Vie, 11/07/2014 - 05:00

Son ya 32 años desde que en este local familiar sin nombre, se preparan y sirven unas singulares quesadillas. Unos las conocen como los rifles, otros como las espadas, algunos más como los ejes viales, pero es más común que les llamen los machetes.

Su tamaño distintivo es sin duda la característica principal de éstas quesadillas que, con 60 centímetros de sabor, dejan a sus comensales satisfechos o hasta queriendo más, aunque ya no puedan. Las hay de tinga, chicharrón, carne, champiñones y rajas.

Se preparan con una antigua receta familiar que ha pasado por tres generaciones. Desde que empezaron a venderlas en el Eje de Guerrero —aunque después se cambiaron de lugar—, mantienen la misma fórmula y sazón con la que desde un principio se preparan y que su actual dueño, José Luis Morales, cuida celosamente.

Para aquellos de paladar indeciso, las pueden pedir con mucha variedad y escoger entre los diferentes ingredientes. Las hay de un sólo guiso, con queso, mitad de un guisado y mitad de otro o hasta revueltas. Además, siempre puedes acompañarlas de una rica y picosa salsa verde y hasta con el clásico Mundet rojo.

“Si quieres comer bien para vivir mejor”, como ellos dicen, prueba su especialidad, que son las de chicharrón con queso.

Puedes pedirlas para llevar, “para ir comiendo” o disfrutar de la buena atención que José y sus cocineras te brindan.

En Los Machetes, el servicio siempre es atento y es que no sólo te dejan la barriga llena, sino el corazón contento. Su atención es cordial y siempre alerta a las necesidades de sus clientes.

Aun cuando el lugar es pequeño, las mesitas al fondo del local te brindan gran comodidad, tanto así que no te das cuenta de quién está a tu lado.

Bueno, sabroso y barato, es como muchos de los comensales definen a las ricas quesadillas gigantes, pues con su precio de 30 a 40 pesitos, sales bien comido y muy bien servido.

PALADARES
"Los machetes son muy ricos y su salsita roja está bien picosa. Además, el precio está muy bien", asegura Jorge Rojo, mientras en compañía de su mujer y su pequeña bebé de unos cuantos meses, come una quesadilla gigante de tinga.

"A mí me las recomendaron y desde entonces no he dejado de venir, y mira que ya tiene un buen rato de eso. Mi machete favorito es el de champiñones con queso, y aunque su atractivo es el tamaño, el sabor es lo mejor". Rubén Bermúdez

HUEVÓMETRO
4 de 5

PLATO ESTRELLA
Llenadora
Recomiendan la de chicharrón con queso; es suficiente para quedar satisfecho

DÓNDE
Los machetes, como se conoce ahora al local familiar, está desde 1982 en la calle Lerdo 182, en la colonia Guerrero.

EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES