Momentos críticos

Jue, 11/07/2013 - 05:00

OBLIGACIÓN DEMOCRÁTICA. El pasado domingo, día de elecciones en 15 estados, en donde cerca de 40% de posibles votantes salimos a decidir ya sea la conformación de los Congresos locales, presidencias municipales y una gubernatura, vimos que la democracia se ha consolidado. Difiero de quienes señalan que se jugó la estabilidad económica, la modernización política o la democracia. Renunciemos a esos argumentos. No pongamos el interés nacional como moneda de cambio. Habrá que demostrar, en todos los partidos y en todos los niveles de gobierno, que una elección local no frenará los cambios estructurales que tanto necesita nuestro país.

REFORMA MIGRATORIA. El 27 de junio el Senado norteamericano aprobó la reforma migratoria. De acuerdo con el centro de investigación Pew Research, cerca de 38 millones de hispanos con origen mexicano viven en EU: 12% de la población total. Es importante atender la cuestión migratoria en toda su complejidad.

La discusión ahora se encuentra en la Cámara de Representantes. Pese a las presiones de los cabilderos, los republicanos en la Cámara baja se han pronunciado en una posible elaboración de una versión distinta a la aprobada por el Senado. Espero que, sea la versión que sea, se privilegie el potencial de la franja fronteriza para detonar la inversión y estimule el comercio, frente al fortalecimiento de las acciones restrictivas y de seguridad.

UN OJO EN BRASIL. Durante semanas las protestas en el país sudamericano estuvieron presentes en todos los medios. Las marchas de millones de brasileños “sin partido, sin líderes y sin banderas” que iniciaron por un aumento en el transporte público llevó a que el gobierno propusiera un plebiscito para dar respuesta a demandas. El gigante sudamericano aumentó su salario mínimo, en 10 años, cerca de 330%; entre 2003 y 2009 más de 20 millones de brasileños, en un país con una población aproximada a los 200 millones, salieron de la pobreza; el gobierno tenía 65% de aprobación. ¿Y qué pasó? Quizá los brasileños se han rebelado sobre la calidad de vida, algo nuevo en nuestros tiempos.

GOLPE DE ESTADO. Como resultado de las manifestaciones que se dieron desde finales de junio, en donde millones de egipcios saldrían a denunciar las medidas adoptadas por el gobierno en lo económico y político, la semana pasada, Egipto volvió a cimbrar al mundo entero. Por TV, el comandante en jefe del Ejército y ministro de Defensa informó que el presidente Mohamed Morsi había sido depuesto, se disolvería el Parlamento, derogaría la Constitución y llamaría a elecciones. Habrá que estar atentos a los acontecimientos de las próximas horas y esperemos que esta larga primavera árabe encuentre cauces en instituciones democráticas.

TRANSPARENCIA INTERNACIONAL. Con datos nada alentadores, al inicio de esta semana se publicó el Barómetro Global de la Corrupción 2013, el cual es el mayor estudio de opinión pública sobre la corrupción a nivel global, y reveló que más de 25% de las personas reporta haber pagado un soborno en el último año; la policía y el Poder Judicial son vistos como las dos instituciones más propensas al soborno; la mayoría de las personas cree que sus gobiernos son ineficaces en la lucha contra la corrupción. La transparencia es una herramienta democrática para que la ciudadanía tenga mayor claridad, información y comunicación. La rendición de cuentas y la transparencia son esenciales para un gobierno democrático, pero nosotros como ciudadanos pongamos de nuestra parte: evitemos sobornar.

MOMENTOS CRÍTICOS. No nos alejemos de los acontecimientos que se viven en el mundo entero. Démosle su justa dimensión y hagamos que las demandas de millones de ciudadanos entren, como señalan los teóricos, al sistema político para darles pronta solución. La etapa de polarización durante el arranque del sexenio y durante el proceso electoral ha quedado atrás, pero si bien el riesgo de inestabilidad se ha superado paulatinamente, persisten frentes de atención y de conflicto, así como distintas prioridades de acciones políticas. Existen restricciones políticas y de tiempo que obligan a todos los actores políticos a acelerar los trabajos a fin de dar pronta respuesta a las demandas.

[email protected] 

 
EDICIÓN

CDMX

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES