Mitos y verdades sobre vacuna contra influenza

Al invierno todavía le quedan semanas de vida, tiempo en que las bajas temperaturas son aliadas de los males respiratorios, entre ellos la influenza, una enfermedad sobre la que se dicen muchas cosas, algunas de ellas ciertas y otras falsas, parte de las leyendas populares que en ocasiones causan daños a la salud.

Expertos médicos explican que el brote de influenza de esta temporada es uno de los peores en años en Estados Unidos y no es solamente el virus de la gripe que ocasiona los problemas, sino que lo hacen sobre la afección e impiden que las personas hagan más para prevenirla.

Apuntes ciertos

La sección de enfermedades infecciosas de Mayo Clinic y el doctor Gregory Poland, catedrático de Mary Lowell Leary y director del Grupo para Investigación sobre las Vacunas en la institución médica, disipan algunos mitos:

*La vacuna antigripal puede enfermarme.

Falso. Las vacunas antigripales inyectables están compuestas por trozos de proteínas inactivadas de la influenza y es imposible que “causen” la enfermedad. La vacuna en rociador nasal contiene organismos vivos de la gripe que están debilitados y no pueden multiplicarse para provocar el mal.

*Las inyecciones antigripales nunca funcionan, por lo tanto, ¿por qué molestarse?

Falso. Cuando hay buena correspondencia entre los virus causantes de la enfermedad y los contenidos en la vacuna, la protección es excelente para quienes, por lo demás, gozan de buena salud. Sin embargo, la protección es menor cuando la persona no es sana o pertenece al grupo de ancianos delicados.

*Las vacunas antigripales son peligrosas, sobre todo en las embarazadas.

Falso. La inquietud respecto a la vacuna en las embarazadas surgió con la recomendación de no administrar ninguna vacuna a las mujeres durante el embarazo, explica Poland.

*Es demasiado tarde para recibir la vacuna.

Falso. Lo mejor es vacunarse antes del inicio de la temporada de la influenza porque la vacuna puede demorar alrededor de dos semanas hasta alcanzar su efecto completo, pero nunca es demasiado tarde para hacerlo.

*Es solamente la gripe fuerte, ¿por qué tanto problema?

Es falso, igual que todos los anteriores. Aunque sea “sólo” la gripe fuerte, debemos preocuparnos igualmente, sin importar la edad ni estado físico de la persona.

El experto en vacunas ofrece las sugerencias para esquivar la enfermedad:

Lavarse muy bien las manos y frecuentemente con agua tibia y jabón, o utilizar un desinfectante a base de alcohol, sobre todo después de usar el baño y antes de comer o tocarse la cara. Lávese las manos durante 20 segundos.

Mantenerse al día con las vacunas: triple vírica contra sarampión, paperas y rubéola, y otra vacuna relativamente nueva que se conoce como Tdpa, contra el tétanos, la difteria y la pertussis acelular o tosferina.

No fumar. El tabaquismo puede hacerle más susceptible a las enfermedades en general.

Convertirse en defensor de la propia salud. Cuando esté cerca de alguna persona enferma, dentro de lo posible, apártese.

 
EDICIÓN

CDMX

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

20/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES