Influenza y embarazo, combinación que puede ser fatal

La influenza AH1N1 es ahora estacional, eso no quiere decir que no sea un problema de salud serio, por el contrario, significa que en los años siguientes a su aparición estará circulando hasta que la mayoría de la población desarrolle inmunidad que puede ser por dos vías: por padecer la influenza o por vacunarse. Es por ello que no debemos olvidar las lecciones de la pandemia de 2009, y una de las más dolorosas fue el incremento de mortalidad materna, ya que la influenza eleva el riesgo de morir durante el embarazo hasta cinco veces más que en mujeres no gestantes.

La muerte materna es más que una doble tragedia, representa un indicador de la situación que guardan los servicios de salud y de la relevancia de las mujeres en la sociedad ligada a la igualdad de género. En nuestro país, en el mes de enero del presente año, se han notificado 92 defunciones maternas y la principal causa de muerte ha sido las complicaciones respiratorias en 25 (27.2%), desplazando a la enfermedad hipertensiva del embarazo y a las hemorragias al segundo y tercer lugar de importancia.

¿Por qué en el embarazo hay más complicaciones por la influenza?

Las mujeres que esperan un bebé tienen disminuidas sus defensas contra las enfermedades, por lo que una infección como la influenza las ataca más fácilmente, por otro lado durante el embarazo, el corazón y los pulmones tienen que realizar un mayor esfuerzo, por lo que en caso de una enfermedad se descompensan más rápidamente. Mientras más avanzado es el embarazo, mayor es el riesgo de enfermar gravemente; si además la mujer tiene obesidad o padece asma, diabetes u otra enfermedad crónica, el riesgo de morir se multiplica.

 

Con la influenza, tanto la madre como el bebé pueden tener daños a la salud importantes como son: aborto, parto prematuro, neumonía, falla renal o hasta la muerte de ambos. Asimismo, la fiebre de un cuadro de influenza al principio del embarazo puede provocar malformaciones congénitas al bebé.

 

Vacunación en el embarazo

La vacunación es la mejor forma de protección, es por eso que se debe tener muy presentes las siguientes consideraciones:

· La vacunación de la mamá protege al bebé de enfermar en los primeros seis meses de vida, cuando aún no lo podemos vacunar contra la influenza.

· La vacunación se aplica en cualquier momento del embarazo, incluso se puede poner desde octubre si hay planes de embarazarse en los próximos meses. En octubre es cuando comienza la temporada de influenza y llega la vacuna.

· La vacuna contra la influenza es muy segura y reduce más de la mitad el riesgo de enfermarse o sufrir complicaciones. No debemos hacer caso a los rumores que con información falsa y aparentemente científica, crean confusión y duda sobre los beneficios de la vacuna.

· Las personas desarrollan protección contra la influenza después de dos semanas de vacunarse.

· La vacuna está contraindicada en personas alérgicas al pollo o al huevo.

Cuando existe la sospecha de influenza en una mujer embarazada, el personal médico tiene instrucciones de comenzar el tratamiento antiviral aún sin la confirmación de resultados de laboratorio, vigilarla de manera estrecha y no confiarse.

No te confíes, sigue las recomendaciones de prevención de la influenza, acude al médico si presentas síntomas y no te automediques. Si esta información no es para ti, pero conoces a una mujer embarazada o su pareja, comparte los datos, puedes ayudar a salvar vidas.

 

 

Correo electrónico: [email protected]
Twitter: @olgageorgina

EDICIÓN

CDMX

23/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

23/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

23/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

23/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES