La nueva ley de transparencia para México

La transparencia es fundamental para el funcionamiento de un Estado democrático. Una autoridad pública que rinde cuentas a la ciudadanía es más proclive a tener mayor legitimidad social y a entregar mejores resultados. Es precisamente a través de la transparencia como se combate mejor a los dos flagelos que más hacen daño a la democracia: la corrupción y la impunidad.

Precisamente, con el fin de crear conciencia de las implicaciones de la corrupción, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó en 2003 la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, eligiendo el 9 de diciembre como el Día Internacional contra la Corrupción.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2014, uno de cada cuatro mexicanos percibió el fenómeno de la corrupción como uno de los tres problemas de mayor preocupación.

En este marco, la transparencia se convierte en un bien indispensable para alcanzar la eficiencia de las instituciones públicas.

También es el principal instrumento de control y vigilancia que tienen los ciudadanos sobre sus gobernantes. Bajo estos principios es precisamente como surge la nueva Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública aprobada en el Senado de la República apenas unos cuantos días.

Los cambios realizados constituyen un gran avance para México, ya que la nueva Ley favorecerá la construcción de una nueva cultura política apegada a los principios transparencia y rendición de cuentas que requiere el ejercicio de la función pública.

Esta legislación busca reforzar los mecanismos para asegurar que las actuaciones del Estado, el gobierno, los legisladores, jueces, partidos políticos, sindicatos, directores de fondos y fideicomisos y de cualquier persona que reciba recursos públicos, sean siempre transparentes y ajustadas a los más altos principios éticos del quehacer público y a los derechos de acceso a la información consagrados en nuestra Constitución.

Su objetivo es que todos los mexicanos conozcamos lo que se está haciendo, pero ante todas las cosas, la manera en cómo se están gastando nuestros recursos.

La idea que se tiene es crear un GOBIERNO ABIERTO en donde todos los ciudadanos tengamos la oportunidad de acceder a todo la información de manera fácil y expedita.

Con la creación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, se da un paso fundamental para consolidar los avances en materia de transparencia y hacer de México un país más democrático.

Tenemos frente a nosotros una Ley de Transparencia que es más moderna, más acabada y que responde a las nuevas circunstancias nacionales.

Sin duda, la nueva legislación fortalecerá la rendición de cuentas, aspecto fundamental que nos permitirá en el corto y mediano plazo que la ciudadanía recupere la confianza en la política, en las instituciones y sus representantes, una tarea que aún se encuentra pendiente.

[email protected]
@LiliaMerodio
fliliamerodioreza

 
EDICIÓN

CDMX

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES