Aplicaciones para "el más allá"

Jue, 10/12/2015 - 04:00

Amado Doctor: Según leí, un pasajero de la aerolínea Volaris amenazó con hacer estallar una bomba dentro de la aeronave. Más tarde se supo que no había tal bomba y que el pasajero estaba o ebrio, o afectado de sus facultades mentales, pero todo el incidente me puso a pensar... ¿Usted cree que podamos llegar a vivir un evento similar a este, pero real? Atte. Octavio M.

Alarmado Octavio M: Aunque en cualquier parte del mundo existe la posibilidad de que un pasajero logre meter un artefacto explosivo a un avión, dudo mucho que pase en la aerolínea que mencionas... si en sus reducidos espacios apenas caben los pasajeros, dudo que quepa una bomba.

Amigable Doctor: Ahora que la Secretaría de Salud acaba de emitir el registro de la primera vacuna contra el dengue del mundo, ¿no cree usted que urge las empresas farmacéuticas deberían de ponerse a trabajar en buscar una cura para el temido chikungunya? Atte. Carmen E.

Ocurrente Carmen E: Si hablamos de urgencias, creo que en lo que las farmacéuticas deberían de ponerse a trabajar a marchas forzadas, no es en encontrar una cura para el chikun-gunya, sino en encontrar rápidamente un remedio para aliviar para la afición al reggaetton.

Respetable Doctor: Gracias a dos aplicaciones actualmente disponibles para descargar en teléfonos celulares, los conductores ebrios que caigan en "El Torito", podrán tramitar un amparo vía electrónica que les costará dos mil 500 pesos y podrán salir de nuevo a la calle sin tener que cumplir la pena que les impongan... ¿Considera usted que la tecnología debe usarse para facilitar la vida a quienes exponen la suya y las de los demás al conducir en estado de ebriedad? Atte. Marcela I.

Indignada Marcela I: Si en el momento en que los borrachos solicitan un amparo por esa vía, la aplicación lanza una alerta a los servicios de emergencia, agencias de seguros y casas funerarias advirtiendo que el sujeto en cuestión volverá a conducir, poniéndose en riesgo a sí mismo y a quienes lo rodean, no veo por qué no.

Sabio Doctor: Después de que mis hijos terminaran sus estudios y encontraran un trabajo, se fueron de la casa y ahora, como tenemos habitaciones libres, mi esposa me propuso que deberíamos rentarlas a estudiantes pues vivimos cerca de una universidad. Idea que me pareció buena porque significaba un ingreso extra. El problema por el cual le escribo es que ahora convivo con cuatro jóvenes veinteañeros a quienes mi mujer dedica más tiempo y atiende mejor que a mí. Aunque todos ayudan en los quehaceres diarios, la situación se está volviendo incómoda para mí porque estaba acostumbrado a que mi mujer siempre estuviera al pendiente de mí. ¿Me puede dar un consejo para solucionar ese problema? Atte. D. M.

Contrariado D. M: Déjame ver si entendí... cuatro jóvenes viven en tu casa, ayudan en las labores diarias, distraen a tu esposa quien ya no te presta mucha atención y por ello no te anda enchinchando... ¿Y encima te pagan? Francamente, no veo cuál sea el problema.

EDICIÓN

CDMX

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES