¿Podré volverme a casar porla iglesia?

Amado Doctor: Humberto Roque Villanueva, quien saltara a la fama por la peculiar señal que realizara cuando los diputados aprobaron el incremento del IVA del 10 al 15%, comenzará a fungir como el nuevo subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación. Ante tal escenario, ¿qué le recomendaría usted a todas las personas que tienen asuntos que dependen de las acciones que vaya a tomar este señor? Atte. Marcela V.

Eidética Marcela: Vaselina, sin duda alguna.

Admirado Doctor: Estoy sumamente alegre porque me enteré que el papa Francisco acaba de anunciar un nuevo mecanismo para agilizar los procesos de divorcio. La razón de mi alegría es que luego de separarme de mi primer esposo con quien sólo estuve dos años, me volví a casar por el civil con otro hombre que a lo largo de estos últimos 11 años resultó maravilloso, pero no nos pudimos casar por la Iglesia de nuevo porque el trámite para exigir la nulidad de mi primer matrimonio resultaba tedioso y complicado... ¿usted cree que si progresan las reformas del papa Francisco, pronto me podré casar de nuevo por la Iglesia? Atte. María D.

Alborotada María D: Las propuestas del papa Francisco para agilizar el decreto de nulidad de un matrimonio pueden reducir el proceso, que ahora puede tardar hasta un año, a sólo 45 días, así es que si tu primera unión reúne todos los requisitos, podrías casarte por la Iglesia en menos de dos meses... sólo recuerda que después de 13 años de cohabitar con hombres, no creo que sea de buen gusto que te atrevas a ponerte un vestido blanco.

Generoso Doctor: Después de 8 años de matrimonio mi esposa comienza a quejarse de que cuando hacemos el amor, ella ya no se siente transportada a alturas insospechadas, como solía hacerlo... ¿qué puedo hacer para que ella recupere esa sensación? Atte. Raúl I.

Angustiado Raúl I: Aparta dos lugares en el primer vuelo que las empresas Virgin Galactic o XCOR Aerospace vayan a realizar para turistas que quieran visitar el espacio. Una vez allá, métete con tu esposa al baño de la nave espacial y hazla tuya.

Respetable Doctor: A pesar de que yo no quería que lo hiciera, pues me hubiera gustado que continuara sus estudios como bailarina clásica, hace algunos meses mi hija comenzó a trabajar en un bar. Discutimos, pero como ella ya es mayor de edad, tuve que ceder. Como nunca me dijo en dónde estaba el mentado bar y empecé a notar que sus ingresos eran notables, lo tuve que averiguar por mi cuenta y, una noche, visité el lugar. No la hallé en la cantina, no estaba en la caja, comencé a pensar que me había equivocado de lugar pero, de pronto, un anunciador interrumpió la música para presentar a una tal Zuleika y, como podrá adivinar, mi sorpresa fue mayúscula pues se trataba de mi hija quien, para beneplácito de los asistentes, se movía en bikini a ritmo de la música... me retiré apenado del lugar y hasta ahora no he tocado el tema con ella. ¿Qué me recomienda hacer? Atte. H. P.

Sorprendido Papá de Zuleika: Quizá tu hija sólo esté atravesando por una etapa. Recuerda que cada quien hace con su vida lo que le viene en gana. Eso sí, si quieres sentirte un poco mejor, acude a su lugar de trabajo todas las noches que puedas llevando contigo un reproductor de música portátil. Cuando anuncien su número, colócate rápidamente tus audífonos y comienza a escuchar El Lago de los Cisnes, mientras la ves bailar. No será lo que esperabas, pero después de todo, tienes derecho a darte ese gustito después de pagar todas esas clases de ballet.

EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES