Dr Netas Te receta la neta

Jue, 10/07/2014 - 05:00

Querido Doctor: Aún no puedo superar el hecho de que la selección alemana humillara a la escuadra brasileña en casa, metiéndole siete pepinos... ¿alguna vez usted había visto un espectáculo público tan denigrante? Atte. Asombrada

Impactada Asombrada: Sí, hace algunos años en un centro de esparcimiento para adultos en Tailandia... y vaya que la chava tenía talento.

Sabio Doctor: Soy una mujer de 34 años, felizmente casada, y acudo a usted porque tengo una inquietud. Aunque mi vida sexual es plenamente satisfactoria, creo que tengo un problema, pues cuando mi marido no está en casa, acostumbro masturbarme al menos una vez al día y ya, en un par de ocasiones, mi marido ha llegado antes de lo programado y casi me ha descubierto. Siento algo de culpa y realmente no sé qué le diría si algún día me sorprende dándome placer a mí misma... ¿cree que si eso llega a pasar, mi marido se pueda molestar? Atte. Sara

Autosuficiente Sara: No tendría por qué molestarse. A todos los hombres nos gusta llegar a casa cuando la cena está caliente.

Amado Doctor: El gobierno de Brasil, encabezado por la presidenta Dilma Rousseff, gastó 15 mil millones de dólares en la construcción de la infraestructura necesaria para la celebración de la Copa Mundial de Futbol y ahora, con la verde-amarela eliminada por los alemanes y obligada a pelear por la medalla de bronce del tercer lugar, la sociedad brasileña no tendrá empacho en cobrar todas esas facturas a sus gobernantes. ¿Qué lección nos deja todo este episodio? Atte. Observador

Didáctico Observador: ¿Que el bronce es muy caro en Brasil, quizá..?

Confiable Doctor: Tengo 20 años y sigo siendo virgen. Acabo de terminar con mi novio después de una relación de un año en la que, a pesar de que hubo intimidad, nunca llegamos a consumar el acto sexual. Mi negativa a hacerlo no es porque quisiera llegar virgen al matrimonio, sino porque en realidad siento miedo con sólo pensar en ello. Mi temor al sexo comenzó cuando vi una película para adultos en la que los protagonistas tenían unos penes enormes y sinceramente me resisto siquiera a imaginar el dolor que me causaría una cosa de tales dimensiones entrando en mi cuerpo... ¿cree que mi miedo sea irracional? Atte. Aterrada

Impresionable Aterrada: Despreocúpate. La probabilidad de que te topes con un sujeto con dimensiones corporales espectacularmente similares a las de un actor porno, son exactamente las mismas de que te topes con un tipo increíblemente parecido a Brad Pitt.

Este es un espacio de humor. Si te atreves, manda tus preguntas a [email protected]

EDICIÓN

CDMX

10/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

10/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

10/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

10/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES