Elecciones: resultados y lecturas

Mié, 10/06/2015 - 05:00

Si el conteo distrital que inicia hoy confirma las tendencias que dieron el domingo el conteo rápido del INE y el lunes los preliminares del PREP, la 63 Legislatura de la Cámara de Diputados quedará así:

El PRI con 133 legisladores, 15 menos que en la actual; el PAN, 110 diputados, tres menos que ahora; el PRD 99, esto es 44 menos que en esta Legislatura; el Verde 44, lo que significa que ganó 17 asientos más; Morena 37, los primeros que gana en las urnas; Movimiento Ciudadano 24, que son 12 más que los que tenía; el PT siete, cuatro menos; Panal 10, los mismos que en su actual bancada, y Encuentro Social nueve, primeros que gana en las urnas.

El PRI, aliado como fue con el Verde, sumaría 243 asientos. Le apuesta, como ha ocurrido, a que el Panal aporte sus diez votos a la alianza, con lo que completaría 253, dos votos más de los 251 necesarios para tener una mayoría absoluta que saque adelante iniciativas de Peña Nieto, sobre todo la que viene de un presupuesto recortado que ya no incluirá los ingresos petroleros.

De ser así el resultado, sería un éxito para el actual gobierno y diluiría el hecho de que el tricolor perdió asientos en esta elección, mismos que se fueron a su Verde coaligado. Habrá que ver, primero, si ‘verdes’ y ‘panales’ honran el compromiso (pues ha habido episodios en que se han desentendido y hasta traicionado), y después, ‘qué tan caro venden su amor’. Cumplido el pago, podrá aceptarse, como el tricolor alardea, que recuperó, con sus aliados, la mayoría de la mitad más uno de los votos.

Al PAN sólo podía irle mejor porque en 2012 le fue pésimo. Pero no, le fue peor, tuvo menos diputados, con la menor bancada desde tiempos de Salinas de Gortari. Tiene razón el senador Ernesto Cordero cuando afirma que el partido va en picada y se achica desde que lo dirige Gustavo Madero.

Pero el gran perdedor es el PRD: hoy tendría 44 diputados menos que su actual bancada. Muchos de esos se fueron a Morena, a la que la dirigencia ‘chucha’ culpa de la debacle por haber fracturado la izquierda. Nada dejan a la autocrítica. Olvidan su pacto con PRI y PAN. ¿Se habrán dado cuenta que ya dejaron de ser izquierda?

Los grandes ganadores son el Verde y el Movimiento Ciudadano que duplican sus bancadas y, por supuesto Morena, a la que debe sumarse el haber ganado la mayoría de la ALDF (18 asientos contra 14 del PRD) y cinco delegaciones políticas frente a las seis ganadas por el PRD. Esto convierte al partido de AMLO en la principal fuerza política de la capital.

La reacción del jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera (quien no milita en el PRD) ha sido razonable y constructiva. Dijo, en principio, que las elecciones fueron un triunfo para la democracia en la ciudad de México.

Luego invitó a todos los ganadores del proceso a ‘gobernar juntos, pensando en el bienestar de los ciudadanos’ y a no entrar en confrontación estéril y caer en lamentables ‘dimes y diretes’.

Esta reacción refleja, sin duda, la madurez política alcanzada por Mancera, quien sigue firme como una de las opciones de la izquierda a la candidatura presidencial de 2018 y quien, no obstante las diferencias política con AMLO, mantiene una relación de respeto con el líder de Morena y éste con él.

Mancera dejó un claro mensaje en sus declaraciones: no se va a regatear ningún triunfo porque fueron decisión de la ciudadanía, la que ha constatado su imparcialidad y sacó adelante en la capital unos comicios sin incidentes y participativos. Para el jefe de gobierno, el mandato es claro: trabajar de manera conjunta y solidaria con lo que será la nueva ALDF como y nuevos jefes delegacionales.

Las elecciones arrojan otros datos significativos de la vida democrática. Sólo en tres de nueve estados se mantuvo el mismo partido: Baja California Sur (PAN), Campeche (PRI) y San Luis Potosí (PRI); y en cinco hubo alternancia: Sonora (del PAN al PRI), Michoacán (del PRI al PRD), Guerrero (del PRD al PRI), Querétaro (del PRI al PAN) y Nuevo León (del PRI a un candidato independiente).

Este último es otro registro histórico, pues Jaime Rodríguez, ‘El Bronco’, es el primer candidato independiente en ganar una gubernatura. Esto da una probada de lo que vendrá en los procesos electorales estatales de 2017 y la elección presidencial de 2018.

 

@RaulRodriguezC
[email protected]

 
EDICIÓN

CDMX

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES