Bullying escolar. Guía para los padres

Mar, 10/06/2014 - 05:00

Saber que un hijo es atormentado, puede desatar una tempestad emocional, las reacciones son de enojo, desconcierto, impotencia o ira, pero, cualquiera que sean mantén una actitud positiva y con determinación, escucha a tu hijo/a con calma y atención. Una de las razones por las que los adolescentes no hablan fácilmente del acoso es porque se sienten avergonzados o culpables y les preocupa que los papás se sientan decepcionados o tristes. Entonces ¿qué hacer?

· Tómalo con seriedad, no es cosa de niños, el acoso es una amenaza que puede tener repercusiones serias en su salud y su integridad física y emocional.

· Felicítalo por hablar contigo, dile que no está solo, no tiene por qué sentirse culpable, la conducta incorrecta es de quien hostiga.

· Nunca desquites tu enojo con tu hijo/a, es lo peor que puedes hacer, perderás su confianza y eso te pone del lado de los acosadores.

· Ve a la escuela e informa al director de manera pacífica, pide asesoría y pregunta sobre las medidas que se tomarán para prevenir el acoso.

· No todas las escuelas tienen reglas o programas para prevenir o tratar el bullying, algunos padres pueden ser ignorados, no te des por vencido/a, vale la pena ser perseverante.

· Si en lugar de que el hostigamiento terminé, se agrava y comienzan las amenazas o el daño físico, insiste con el director en tener una reunión con los padres del hostigador. No cometas el error de hablar con el agresor o sus papás fuera de la escuela y sin un tercero.

· Si la dirección de la escuela ya conoce la situación y no se ha atendido, hay violencia física o la seguridad de tu hijo/a está en peligro, no lo dudes, ve al Ministerio Público más cercano a la escuela y haz la denuncia.

· Si a pesar de todos los intentos el hostigamiento continúa, valora la conveniencia de un cambio de escuela.
¿Qué consejos dar a los hijos/as?

Estas son las recomendaciones que alrededor del mundo han dado los mejores resultados:

· Anímalo a que tenga y esté con su grupo de amigos, de manera que no se quede solo. Si el acoso se da en el baño, en los recreos o a la salida, andar acompañado de sus amigos evitará que otros se aprovechen de él.

· Los acosadores se animan cada vez que logran que sus víctimas se enojen o tengan miedo. Es importante no perder la compostura y enseñarlo a ignorar al hostigador, que haga de cuenta que no lo escucha, se aleje y se reúna con su grupo de amigos. Ayúdalo a mentalizar y ensayar cómo poner cara inexpresiva (de póquer), o contestar con tranquilidad y firmeza a las burlas con un "qué bueno que te hayas dado cuenta". La risa o las reacciones de miedo pueden provocar al hostigador.

· No se debe responder con violencia física o venganza, eso sólo empeora las cosas.

· Ayúdalo a tener más confianza en sí mismo, tomar una clase fuera de la escuela como ajedrez, artes marciales y otros deportes, lo ayudarán.

· Que te platique cómo va la situación y sobre todo las partes buenas del día en la escuela.

Finalmente, pon atención a los programas y actividades de prevención del bullying que va a desarrollar la Secretaría de Educación Pública en todo el país y sé parte de la solución.

Escribe a [email protected]
o encuéntrame en Twitter: @olgageorgina
 
EDICIÓN

CDMX

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES