Corazón sano y alegre

Lun, 10/06/2013 - 00:00

Mantener el bienestar cardiaco pasa necesariamente por el conocimiento de cómo se encuentra y el consejo médico para preservar su ritmo vital

El cuidado de la salud cardiaca es una cuestión de vida, por lo que hay que entender a fondo cosas como que la cardiología es la especialidad médica dedicada al estudio de las enfermedades del corazón, tanto las orgánicas, que afectan a las válvulas, al miocardio o a la circulación coronaria, como las que se refieren a los trastornos del ritmo cardiaco.

Especialistas nos indican que también se ocupa de las repercusiones que otras enfermedades sistémicas (vasculares o no) pueden desempeñar sobre este mismo órgano.

Sin duda alguna hoy en día, y sobre todo ante el aumento creciente en el mundo desarrollado de la enfermedad coronaria, la cardiología se ha convertido quizás en la especialidad médica de mayor demanda, tanto en relación con las medidas de diagnóstico y terapéuticas como, principalmente, la prevención, afirman.

Ritmo cardiaco

La misión de una clínica de cardiología como el Centro Integral, Diagnóstico y Tratamiento (CIDyT) que dirige la doctora Martha Elena Ramos en el hospital Médica Sur, es ofrecer atención efectiva en la detección y tratamiento de factores de riesgo cardiovascular y certeza diagnóstica en enfermedades cardiovasculares, en el contexto de una práctica médica ética.

Un centro hospitalario de este nivel cuenta con el apoyo de médicos especialistas y subespecialistas en todas las áreas de la cardiología, además de contar con infraestructura y tecnología de vanguardia para la realización de estudios de laboratorio y paraclínicos en la materia, indica la experta médica.

Peligrosas señales

Los factores de riesgo cardiovascular son hipertensión, diabetes mellitus, dislipidemia (colesterol y triglicéridos altos), obesidad y/o sobrepeso, síndrome metabólico, entre otros.

En la clínica de cardiología se realiza una evaluación personalizada y, en caso necesario, estudios para detectar en forma oportuna enfermedades cardiovasculares y así orientar su manejo correspondiente.

Entre los estudios que se realizan están:

Electrocardiografía de reposo: herramienta de diagnóstico primario en la evaluación de enfermedades del corazón.

Prueba de esfuerzo: detección de enfermedad coronaria, hipertensión arterial, arritmias desencadenadas por el esfuerzo físico.

Holter de corazón: determinación electrocardiográfica de 24 o 48 horas para detectar alteraciones del ritmo y conducción eléctrica del corazón.

Ecocardiografía transtorácica de reposo, farmacológica y transesofágica: valoración estructural y funcional del corazón, detección de enfermedad isquémica del corazón, entre otros.

Monitoreo ambulatorio de presión arterial: ayuda a detectar casos subclínicos de hipertensión; todo ello ayuda a la detección de alteraciones coronarias, que deriva en problemas de angina de pecho e infarto del miocardio, primera causa de mortalidad en México y países desarrollados.

Una vez realizada la detección, el paciente es derivado a su atención integral.

La clínica de cardiología tiene en cuenta los cientos de estudios clínicos de investigación efectuados en diferentes poblaciones con los que se ha logrado detectar que el gran reto de la cardiología de nuestro siglo es la prevención, la mejor herramienta para reducir al máximo el riesgo de sufrir ciertos padecimientos cardiológicos.

EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES