Errores en la educación de las niñas

Mar, 10/03/2015 - 05:00

Las comparaciones internacionales muestran que México es un país que se ha rezagado en igualdad de género, hay grandes diferencias en las oportunidades y la participación económica entre hombres y mujeres; además, son pocas las que tienen cargos políticos o en altos niveles de decisión del gobierno, de tal manera que estamos en el lugar 80 de 142, en el Índice Global de la Brecha de Género 2014, detrás de Brasil, Chile, Colombia o Nicaragua por mencionar algunos.

¿Por qué seguimos tan mal? Las causas son varias, una de ellas es que en general seguimos siendo una sociedad machista que límita el papel de la mujer. Hoy en día nuestros niños/as y adolescentes, repiten actitudes y conductas sexistas que les son transmitidas en casa, escuela, redes sociales o en otros medios de difusión.

Y si nuestra educación hubiera sido diferente ¿crees que podrías haber sido una mejor mujer o un mejor hombre? ¿Cuáles pueden ser los errores más comunes en la educación de nuestras niñas?

Cinco errores. Darle más obligaciones en las tareas de casa que a sus hermanos. El trabajo de casa se debe compartir, hombres y mujeres tienen las mismas obligaciones y el mismo derecho a descansar. Hoy en día, una de cada dos mujeres tiene una doble o triple jornada laboral, fuera de casa y en su hogar, con menos tiempo para descansar que su pareja.

No invertir en su educación porque se va a casar. Uno de cuatro hogares mexicanos tiene como jefa a una mujer, porque terminó su matrimonio o porque asume la crianza de sus hijas e hijos sola (mejor sola que mal acompañada). En casi dos de cada diez parejas, es la mujer la que lleva más dinero a casa. Enfrentar los retos de la vida será más fácil si tiene una mejor educación con la que pueda tener un mejor trabajo y un mejor salario.

Amar o adorar a su princesa. ¿Es princesa de cuentos? Es decir, tiene que ser siempre bonita, dulce, tierna y encontrar a su principe azul para casarse con él y vivir siempre muy felices. ¿Cuál es el mensaje? Dile que la quieres por lo que es: inteligente, curiosa, despierta, hábil, empeñosa, activa (no por lo que no es).

Sobreprotegerla. Hacer todo con ella, organizarle la vida, evitarle cualquier problema (y además es princesa), puedes estar fomentando una tirana, dependiente e insegura que necesitará alguien a su lado que le arregle la vida. Dale responsabilidades y la confianza de que cumplirá con sus obligaciones. Una de esas responsabilidades es que debe enseñarse a cuidarse y a no tener conductas que la pongan en riesgo. "Prepara a tu hija para el camino, no el camino para tu hija".

Poner límites a sus sueños. El 19.3% de las mujeres tiene preparatoria o equivalente y 15.2% una licenciatura. En ingenierías y tecnologías sólo el 24.3% son mujeres. Si tiene sueños, motívala a alcanzarlos, no sabes si estás frente a una futura jefa de gobierno, una directora famosa de cine que gana un Oscar o una futura habitante de Marte. ¿por qué no?

"No les deseo (a las mujeres) que tengan poder sobre los hombres, sino sobre sí mismas". Mary Wollstonecraft

Twitter: @olgageorgina
[email protected]

 
EDICIÓN

CDMX

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

21/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES