Morena no será un partido más del sistema

Hace un año Morena se fijó como ejes de trabajo la conformación de los comités municipales en todo el país, la movilización en defensa del petróleo y la economía popular, así como la realización de las tareas tendientes a la obtención del registro como partido político nacional.

Hoy, el Movimiento Regeneración Nacional, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, cuenta con alrededor de mil 600 comités municipales en todo el país. Es decir, que hoy en día tiene presencia territorial en las dos terceras partes de los municipios de la República.

En lo que tiene que ver con la defensa del petróleo, Morena convocó a lo largo del 2013 a la movilización de manera permanente. El 5 de febrero del año pasado trazó un plan de acción que se tradujo en la realización de asambleas municipales, el 10 de febrero; las jornadas en contra del IVA en medicinas y alimentos, el 8 de marzo; y el 18 de marzo, las 32 asambleas estatales en defensa del petróleo. Y más adelante, las jornadas contra los gasolinazos.

A partir de septiembre realizó cinco grandes movilizaciones nacionales: el 8 de septiembre, el 22 de septiembre, el 6 de octubre, el 27 de octubre y el 1 de diciembre, así como los cercos a la Cámara de Senadores, a la Cámara de Diputados y a los Congresos locales.

Morena desplegó como nadie una permanente iniciativa, una persistente convocatoria a la movilización social. Morena cumplió con su obligación política, ética e histórica de llamar a la sociedad una y otra vez a rechazar la privatización del petróleo.

En relación con la obtención de su registro como partido político nacional, Morena ha cumplido rigurosamente con los requisitos que establece la ley.

En enero de 2013 se entregó al IFE la notificación formal del propósito del Movimiento Regeneración Nacional de convertirse en partido político. Para ello, Morena optó por realizar asambleas estatales. La legislación electoral pide que por esta vía las organizaciones que aspiren a constituirse como partido realicen 20 asambleas en el mismo número de estados con un mínimo de 3 mil participantes en cada una. A la fecha esta organización no sólo cumplió con las asambleas de rigor sino que ha llevado a cabo 25 asambleas válidas para el IFE y antes del 26 de enero convocará a encuentros ciudadanos en el resto de los estados.

En estas asambleas se han afiliado a Morena 113 mil ciudadanos. Sin embargo, por fuera de las asambleas estatales, la organización ha reunido otras 400 mil afiliaciones. Es decir, Morena cuenta ya con medio millón de afiliados, lo que equivale al doble de militantes que marca la ley para la obtención del registro.

Está claro que Morena cumple con todos los requisitos legales para ser un partido político nacional con registro y participar en las elecciones constitucionales del 2015. Cuenta con toda la documentación que marca la ley, rebasa el número de asambleas que marca la misma y supera con mucho el número de afiliados que marca la ley. A finales de enero sus dirigentes acudirán al IFE a entregar la solicitud formal de registro junto con sus documentos básicos y las papeletas de afiliación que ha logrado a lo largo de este año.

El registro de Morena no es una cuestión burocrática. Tiene trascendentes implicaciones políticas. La más importante es que el pueblo de México cuente con un instrumento de lucha para la transformación del país y para defender sus intereses. No se trata de ser un partido más del sistema.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES