Tiempo de alergias

Lun, 09/09/2013 - 05:00

Los cambios de estación suelen ser una amenaza, ya que algunas afecciones en las vías respiratorias —las populares alergias— se convierten en pesadilla de millones de personas. Son producidas por una reacción del sistema inmunológico hacia algo que no molesta al resto de la gente.

Este sistema defensivo fabrica anticuerpos al detectar sustancias que considera enemigas, desencadenando la inflamación, picazón e incluso secreción, síntomas característicos de la alergia. El polen, los ácaros del polvo, las esporas de moho y el pelo de algunos animales son los principales factores que causan este malestar.

Los niños, en la mira

La prevalencia de enfermedades alérgicas en la ciudad de México es de 42.6%, entre las que destaca la rinitis alérgica, que se caracteriza por ser un problema común en la niñez y la causa más frecuente de congestión nasal crónica en la etapa pediátrica.

De acuerdo con el Colegio Mexicano de Alergia, Asma e Inmunología Pediátrica (Comaaipe), en los últimos 20 años la prevalencia de enfermedades alérgicas en los niños ha tenido un incremento en incidencia de más de 50%.

Entre los principales factores de riesgo de la rinitis alérgica se encuentra la introducción temprana de alimentos o de fórmulas, el tabaquismo materno en el primer año de vida, enfermedades alérgicas en los padres y la presencia de mascotas en casa.

Algunos síntomas que la acompañan pueden ser confundidos con los causados por la gripe, pero existen señales de alerta que indican la presencia de esta alergia como goteo nasal, estornudos, comezón, brotes o sarpullidos, hinchazón o asma.

Algunas señales llegan a disminuir hasta en 40% el rendimiento escolar e impedir realizar a 100% las actividades diarias, ya que la suma de estos síntomas contribuye a la falta de concentración y a la imposibilidad de conciliar el sueño.

Molestias sin fin

Las secreciones de la nariz y los senos paranasales pueden empeorar la enfermedad, especialmente durante la noche. Alfredo Morayta, ex presidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica, recomienda de forma paralela al tratamiento de las alergias o de manera preventiva el uso de un suero fisiológico natural como Isophy, de la línea Primeros Cuidados, de Uriage.

Esta solución se debe aplicar de dos a cuatro veces al día en cada fosa nasal, es útil para la limpieza y descongestión de la nariz, pues elimina la mucosidad, humedece e hidrata los conductos nasales y alivia y combate la inflamación.

El uso de Isophy refuerza las defensas naturales, por lo que está especialmente indicado su uso en episodios de alergia y gripe.

Acciones preventivas

La lactancia materna durante los primeros cuatro a seis meses como alimento exclusivo retrasa o previene algunas alergias.

Los alimentos sólidos deben introducirse gradualmente.

La reducción de la exposición a algunos alérgenos puede retrasar o prevenir los síntomas de alergia o asma.

Evitar exposición al humo de tabaco antes y después del nacimiento, ya que aumenta el riesgo que el bebé tenga dificultades para respirar y asma.

La limpieza de las fosas nasales de forma continua con un suero fisiológico evita la acumulación de agentes potenciadores de alergias y mantiene las mucosas hidratadas.

EDICIÓN

CDMX

18/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/11/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES