Binoculares

Vie, 09/08/2013 - 05:00

SE ESFUMAN LAS BECAS Lo que arrancó como un programa de apoyo para estudiantes, se convirtió en un robo en despoblado que está por quedar impune. El fideicomiso de apoyo a estudiantes, creado en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal cuando la ahora senadora Alejandra Barrales presidía la Comisión de Gobierno de la ALDF, llegó a su fin ayer con la firma de un acuerdo entre los coordinadores parlamentarios del PAN, Federico Döring y el PRD, Manuel Granados, en el recinto de Donceles y Allende. Aunque el fideicomiso desaparecerá de forma oficial, nadie se ocupó en aclarar si habrán sanciones, después de que se detectó que 7 mil de los 24 mil beneficiarios del programa no existían. Al final, el fideicomiso al que se destinaron 350 millones de pesos en tres años está por irse al archivo muerto, sin que los diputados locales se preocupen por investigar el destino de los recursos de becas de alumnos fantasma. Al parecer, el dinero sobra en la ciudad, pues sólo se está cerrando el caso a pesar del desfalco cometido con los apoyos estudiantiles.

HUMILDEMENTE Quien salió a defender su honradez contra viento y marea, fue el polémico líder del Sindicato de Trabajadores del Metro, Fernando Espino Arévalo, que ayer aseguró vivir en un modesto “departamentito” que supuestamente ocupa desde que ingresó como trabajador al Sistema de Transporte Colectivo en el año de 1970. El dirigente, señalado por actos de nepotismo y la asignación de contratos del organismo a empresas de uno de sus hijos, también dijo que es un obrero que vive honradamente gracias al sueldo que percibe como diputado local y trabajador del transporte naranja. De entrada, valdría la pena que Espino aclare si es correcto que reciba un sueldo como empleado del Metro, pues desde hace 13 años ha saltado de una curul a otra entre la Cámara de Diputados y la Asamblea Legislativa del DF.¿A qué hora cubrirá su turno como obrero?

SIN GUARDADITO La secretaria de Desarrollo Social del gobierno federal, Rosario Robles, afirmó ayer que la dependencia a su cargo no se queda con nada debajo de la manga, al referirse a la Cruzada contra el Hambre; no vaya a ser que los recursos desaparezcan por arte de magia.

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES