Red de corrupción en Tlalpan

Lun, 08/07/2013 - 05:00

Una red de extorsión opera en la delegación Tlalpan del Distrito Federal. Hasta ahora, no ha alcanzado a la jefa delegacional Maricela Contreras Julián, pero el hilo de la madeja llega hasta su director Jurídico y de Gobierno, Gustavo Adolfo Roque López, a quien ya investiga la Procuraduría General de Justicia del DF. Son nueve las denuncias penales que describen la forma en que opera esta red de corrupción.

Víctimas de ella son comerciantes y prestadores de servicios de Tlalpan, quienes el viernes pasado documentaron su denuncia hasta con videos tomados por cámaras de seguridad de los negocios extorsionados.

Armando García Benhumea, secretario particular del director Jurídico, Roque López, se presenta en los establecimientos mercantiles de la demarcación y exige a los dueños de 30 mil a 140 mil pesos o, de lo contrario, amenaza con clausurar los negocios.

En la denuncia penal presentada el martes pasado, una de las víctimas refiere que “Armando (García Benhumea) le indicó que debería pagarle una cuota “por inscripción” de 30 mil pesos y, mensualmente, 9 mil pesos a cambio de no molestarlos y dejarlos trabajar”.

Otra de las víctimas refiere que García Benhumea lo citó en la delegación y le dijo que la “colegiatura” subiría a 15 mil pesos mensuales, mismos que le entregó el pasado 16 de junio. En ese momento —agrega el denunciante— García Benhumea tomó su teléfono celular y dijo: “Jefe (presumiblemente el director Jurídico y de Gobierno, Roque López), Los Baby ya le entraron a la nueva colegiatura”.

Incluso, el contralor general del gobierno del Distrito Federal, Hiram Almeida, revela que los integrantes de la red de corrupción investigada en Tlalpan han llegado a pedir hasta 140 mil pesos para no clausurar el giro.

De acuerdo con las pesquisas de la PGJDF, el director Jurídico y de Gobierno de Tlalpan le pidió al consejero presidente del Instituto de Verificación Administrativa, Meyer Klip, que realizara inspecciones de verificación y clausura de algunos negocios de la delegación Tlalpan, muchos de los cuales son denunciantes que se han negado a la extorsión.

Meyer Klip le envió un oficio al contralor general del GDF en el que consta que el funcionario de Tlalpan le pidió una reposición de sellos y vistas de verificación en establecimientos de Prolongación División del Norte.

El pasado 21 de junio, García Benhumea fue detenido en flagrancia cuando cobraba un pago de 40 mil pesos. Con él fue aprehendido Javier Martínez Valdez, inspector de la delegación. Ambos están en prisión, bajo proceso y sin derecho a la libertad bajo fianza.

Bien haría la jefa delegacional Maricela Contreras Julián, ex diputada federal y ex asambleista de la ciudad de México por el PRD, en facilitar la investigación contra sus funcionarios y pintar su raya, si es que nada tiene que ver en esta red de corrupción.

Instantáneas

1. ELECCIONES. Al momento de escribir esta columna faltaban dos horas para que cerraran las casillas electorales en Baja California y una para que lo hicieran los otros 13 estados que tuvieron elecciones. La jornada había transcurrido entre acusaciones de irregularidades entre el PRI, el PAN y el PRD. Uno de los incidentes más graves hasta ese momento fue la detención en Cancún de 40 sujetos con bates, varillas, varas de bambú ceñidas con cinta adhesiva y otros objetos contundentes, parte —según denuncias locales— de un grupo de choque conformado por al menos 200 individuos, bajo las órdenes del ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz. Tanto el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, como el presidente municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde, intercedieron, sin conseguirlo, para la liberación de los detenidos.

2. HEAVEN. Seis semanas se han cumplido del levantón de 12 jóvenes de Tepito en el bar after Heaven de la Zona Rosa. Y conforme pasa el tiempo se reducen las posibilidades de encontrarlos con vida. Hay tres sujetos formalmente presos por secuestro agravado: el socio del bar, Mario Rodríguez Ledezma (cuyo hermano Dax fue encontrado calcinado en Huitzilac, Morelos), el jefe de seguridad del local, Gabriel Carrasco Ilizaliturri, alias El Diablo, y el empleado Andrés Estuard Henonet González, alias El Andresote. Mario Rodríguez Ledezma reconoce que fue informado que se preparaba el levantón por el gerente del bar, Ismael García Polo, alias El Polo, e informa que el grupo armado que realizó el secuestro es encabezado por un sujeto al que apodan El Javi. Tanto éste como El Polo son considerados por la PGJDF como los autores intelectuales y materiales del plagio, cuyo móvil es una venganza entre cárteles del narcomenudeo.

([email protected]); (Twitter: @RaulRodríguezC)

EDICIÓN

CDMX

16/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

16/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

16/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

16/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES