Son las intenciones las que cuentan...

Lun, 08/06/2015 - 05:00

Apreciado y muy leído Doctor: Me encuentro sumamente preocupado porque he estudiado con ahínco las figuras de la Oratoria y la Retórica para llegar a ser un excelente orador, pero después de haber escuchado la forma en que se expresa Lorenzo Córdova, he quedado anonadado por la torpeza que denota su tartamudez, su exigua coordinación de ideas y la dificultad que tiene para expresarse como un funcionario que detenta y "ejerce" tal puesto y que gana tal cantidad de dinero, qué bueno sería que acudiera a sesiones de lectura y comprensión, para que lo enseñaran a expresarse, ya no con elegancia, porque no lo lograría, sino con la más elemental coordinación de ideas, para que se expresara con un lenguaje claro, preciso y conciso que le permitiera darse a entender con toda claridad. Siento preocupación, porque si este funcionario de tan elevado acervo cultural, sueldazo y cargo que detenta, exhibe sus carencias de expresiones lingüísticas, con un lenguaje atropellado y poco inteligible, ¿qué me puedo esperar si continúo mis estudios de Oratoria y Retórica, y no logro mis objetivos y lo peor, que por desgracia llegase a expresarme como el señor Córdova? Por favor bríndeme su sabiduría y aconséjeme qué debo hacer estimado Doctor ¿continúo o no con mis estudios? Atte. Antonio G.

Letrado Antonio G: México está lleno de buenos oradores, como Carlos Salinas, Diego Fernández, Manuel Bartlett o Manlio Fabio Beltrones... así es que como te podrás cuenta, no son las palabras bonitas, sino las intenciones las que cuentan.

Amado Doctor: Personajes como Miguel Herrera, Oribe Peralta, Gloria Trevi, Belinda, Daniel Bisogno, Danna Paola, Galilea Montijo, Inés Sáenz, Ninel Conde, Aracely Arámbula, Irán Castillo, Rey Mysterio, Sara Madonado y Julio César Chávez, usaron sus cuentas de Twitter para promover el voto a favor del Partido Verde... ¿cuánto dinero cree usted que les haya pagado esa organización política para seguir rompiendo las leyes a su favor? Atte. Fabiola T.

Indignada Fabiola T: Seguramente fue una buena cantidad de billetes... pero desgraciadamente para ellos, no lo suficientes como para que alguna vez puedan recuperar sus almas.

Generoso Doctor: He cortejado durante meses a una compañera de mi trabajo pero hasta el día de hoy, no he logrado que me vea como un serio candidato a convertirme en su pareja de toda la vida. Lo he intentado todo, desde chocolates y flores, hasta una que otra joya en ocasiones especiales, pero ella sigue viendo en mi sólo a un compañero más. Cansado de esta situación, acudo a usted para preguntarle, ¿cuál cree usted que es la forma más rápida y fácil de llegar al corazón de una mujer? Atte. Sinforoso

Desesperado Sinforoso: Lamento decirte que, como hombre, sólo te puedo decir que las mujeres siempre serán un misterio pues lo que funciona bien con algunas, no resulta con otras. Sin embargo, como médico, te puedo decir que el camino más rápido para llegar al corazón de una mujer, se encuentra entre la tercer y cuarta costilla.

Ilustrado Doctor: He ahorrado algo de dinero y estoy a punto de comprarme un auto nuevo, ¿cree usted que, si finjo tener poco interés en la compra, logre sacarle algo adicional a la vendedora? Atte. Carlos L.

Ambicioso Carlos L: Si el auto que vas a comprar es un Ferrari, quizás podrías sacarle a la vendedora su teléfono y una cita, pero si es un auto común, confórmate con que te regalen unos tapetes.

EDICIÓN

CDMX

13/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

13/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

13/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

13/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES