Mitos del virus del papiloma humano I

Mar, 08/04/2014 - 05:00

A pesar del avance en el conocimiento de las causas del cáncer cérvico uterino, en México sigue siendo una prioridad de salud ya que ocupa la segunda causa de muerte por un tumor maligno en la mujer, con alrededor de 10 defunciones al día.

Sabemos que el factor de riesgo más importante para desarrollar cáncer cérvico uterino es la infección persistente por el virus del papiloma humano (VPH), de alto riesgo oncogénico. Si bien la infección es "necesaria" su presencia no es "suficiente" para el desarrollo del cáncer y aquí es donde se encuentran las claves para comprender la importancia del virus en la salud de la mujer y tomarlo en su justa dimensión, es decir, sin ignorarlo pero tampoco sin exagerar, ya que pueden sufrirse consecuencias físicas y mentales o alterar la relación de pareja.

Cuando no se cuenta con información suficiente y verdadera, un resultado positivo al VPH puede provocar vergüenza, enojo o angustia al pensar que la vida corre peligro, por lo que es mejor tener información antes de hacerse la detección y no después, cuando se tenga que enfrentar un resultado anormal.

Mito: la detección del cáncer cérvico uterino debe hacerse al iniciar la vida sexual.

Verdad: no, la recomendación es comenzar con el Papanicolaou a los 25 años de edad y la prueba de papiloma a los 35. Hacerlo antes de esas edades va a dar muchos positivos a la infección por VPH o a lesiones de bajo grado que son transitorias y que no ponen en riesgo la vida de la mujer. Al detectarlas obligan a procedimientos médicos que pueden lesionar el cuello uterino y provocar problemas de esterilidad o partos prematuros.

Mito: cualquier infección con el virus del papiloma humano causa cáncer.

Verdad: se tienen identificados alrededor de 15 tipos de VPH relacionados con el desarrollo de cáncer pero con diferente potencial; dos de ellos son los más agresivos, son los tipos 16 y 18, responsables de siete de cada 10 casos de cáncer. Por lo tanto, no todos son iguales, unos son menos agresivos que otros y no van a poner en riesgo la vida de la mujer. La mayoría de las infecciones desaparece en unos cuantos meses sin necesidad de tratamiento.

Mito: la infección con el VPH debe tratarse de inmediato.
Verdad: la sola infección no debe tratarse, el tratamiento sólo se recomienda cuando da lugar a lesiones precursoras de alto riesgo (NIC 2 y 3) que se han diagnosticado a través de biopsia apoyada con un examen colposcópico. Si sólo hay infección, debe vigilarse cada seis meses. Recordemos que la mayoría de las infecciones desaparecerá por sí sola y que el tratamiento puede dañar el cuello del útero y tener repercusiones en mujeres que aún quieren tener hijos.

Mito: un resultado positivo a VPH significa que la pareja es infiel.

Verdad: la mayoría de los hombres y las mujeres se infecta alrededor del inicio de su vida sexual; la infección puede permanecer por muchos años, se cree que en ocasiones oculta o latente, de manera que no es detectada por las pruebas y de pronto si hay fallas en el sistema inmune puede activarse. Un resultado positivo no significa que la infección es reciente y es imposible saber cuándo se infectó la pareja; lo mejor es no buscar culpables y asumirlo como parte de la vida sexual.

El VPH es una infección muy común que sólo en una muy baja proporción causa problemas. ¿Tienes dudas?, envíalas y continuamos el próximo martes.

Correo electrónico: [email protected]
Twitter: @olgageorgina

EDICIÓN

CDMX

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

12/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES