La yerbabuena y otras hierbas

Vie, 06/09/2013 - 05:00

Los mexicanos son grandes consumidores de hierbas, ya sea a la hora de la buena comida o cuando se busca el bienestar, ya que la herbolaria es algo esencial debido a sus propiedades curativas, explican especialistas del Instituto Gastronómico, Escuela de Estilo Europeo (ASPIC).

Los remedios herbales, mencionan, son algo antiguo y su valor sigue transmitiéndose de generación en generación, dando cuenta de una amplia diversidad de plantas que generan beneficios en el cuerpo.

Así, opinan, se concibe como la práctica terapéutica que utiliza plantas medicinales y tiene gran importancia en México. Aun cuando se conocen desde hace mucho tiempo, han tomado auge en las últimas décadas. Son de gran utilidad, sirven para preparar exquisitas salsas, ensaladas o tradicionales remedios caseros.

Un legado legendario

La herbolaria incluye toda una planta o ciertas partes de ella, por ejemplo, las flores, fruta, semilla, vástagos, madera, corteza, raíces o rizoma.

Aspic Instituto Gastronómico comparte información de algunas hierbas, sus beneficios y cómo pueden integrarse en un platillo.

Chicoria: contiene mucha agua y muy pocas calorías, también hidratos de carbono y fibra. Es ideal para quienes quieren bajar de peso.

En ella puedes encontrar vitamina A y vitamina B1 o tiamina, así como potasio, fósforo, calcio, hierro y magnesio.

Su consumo aporta beneficios al hígado, pues estimula su buen funcionamiento, además contribuye a la secreción biliar. Tiene propiedades desintoxicantes que ayudan a depurar la sangre y a mantener una excelente digestión.

Yerbabuena: Es una de las plantas más conocidas. Favorece la digestión, es antiinflamatoria, antiséptica, disminuye los dolores menstruales y es de gran utilidad en casos de estrés, presión y nervios, ya que funciona como relajante.

Contiene potasio, calcio, manganeso, hierro y magnesio, también otros antioxidantes como vitamina A, betacaroteno, vitamina C, vitamina B6, riboflavina y tiamina. Útil en casos de quemaduras, aplicando compresas de la hierba sobre la zona afectada. Las compresas se elaboran con dos cucharadas de té de la planta y dos de aceite de oliva.

Jengibre: posee propiedades para el tratamiento de inflamaciones y reumatismo, representa una fuente importante de magnesio, manganeso, cobre y vitamina B6; su potente efecto antioxidante lo debe a su contenido en gingerol.

Se emplea para problemas estomacales, mareos, náuseas, cólicos, flatulencias, diarrea o pérdida del apetito. Su utilización incluye el alivio del dolor por artritis o dolor muscular, dolor menstrual, tratamiento de infecciones del tracto respiratorio superior, tos y bronquitis.

Hoja santa: se emplea en padecimientos como inflamación, infección de la matriz, dolor de estómago o espasmo, falta de apetito y estreñimiento.

Su uso también se indica como un buen remedio contra la bronquitis, tos y para bajar la fiebre.

EDICIÓN

CDMX

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

14/11/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES