Jacobo Zabludovsky, el sembrador

Lun, 06/07/2015 - 05:00

El periodista Jacobo Zabludovsky dejó frutos. Decía que le hubiera gustado ‘haber sembrado semillas y que hubieran crecido árboles que dieran sombra’. Dicha metáfora venía a su memoria, al estudiar a Bernal Díaz del Castillo, cronista de la Conquista.

Recordaba que el soldado español que alcanzó la talla de historiador había sembrado semillas de naranjo a su paso por territorios de la Conquista y décadas después halló grandes árboles que daban fruto y sombra.

La tarea de historiador de Bernal Díaz del Castillo, admiraba Zabludovsky, pero la fortuna de sembrador, “eso envidio”, confesaba.

Este jueves 2 de julio, Jacobo Zabludovsky falleció en la Ciudad de México, de un derrame cerebral que interrumpió sus actividades periodísticas a los 87 años, en su programa radiofónico ‘De Una a Tres’, en Radio Red, de amplitud modulada.

Publicaba los lunes, en EL UNIVERSAL la columna ‘Bucareli’, y desde niño fue lector de El Gráfico, que gustaba a su padre, don David Zabludovsky.

Empezó a los 14 años en el oficio de informar, como lector de anuncios de la XEQK, La Hora Exacta, y de ahí, hasta sus últimos días, durante 73 años, fue periodista, con logros que lo hacen referente como protagonista en el fenómeno de los medios de comunicación.

Fue periodista en radio, mundo en el que fue discípulo de Alonso Sordo Noriega; en prensa escrita tuvo como maestro a José Pagés Llergo. Destacó en noticiarios de cine.

“Cuando llegó la televisión, yo ya estaba ahí”, decía. De la nada, fue el primero en escribir noticiarios para televisión. Abrió espacios para las noticias en este medio.

Tras el movimiento de 1968, que culmina el 2 de octubre, Telesistema Mexicano (después Televisa), crea la Dirección de Noticiarios, con Zabludovsky al frente de un proyecto de noticias propias de la empresa televisora, que hasta entonces difundía un programa del diario ‘Excélsior’.

El periodista tuvo la visión para comprender que con la llegada del hombre a la Luna, en 20 de julio de 1969, una segunda hazaña simultánea había ocurrido y que también marcaría a la humanidad: La transmisión “en vivo” por televisión a todo el mundo.

Con Miguel Alemán Velasco, un apasionado de la carrera del espacio, Zabludovsky narra a los televidentes en México la imagen de los astronautas en suelo lunar. Si ahí se hubiera interrumpido su trayectoria, el periodista habría tenido ya un espacio en los anales del periodismo mexicano. Había ‘sembrado semillas’ de periodismo.

El brillo mayor empezaba. La Dirección de Noticiarios fue el terreno fértil de las semillas de Zabludovsky, y en los años setentas abrió transmisiones de ‘24 Horas’, la emisión de noticias por televisión en México más exitosa de todos los tiempos.

Más de una generación pasó en la sociedad mexicana, con ‘24 Horas’, como el principal noticiario de la televisión. El país tuvo toda suerte de transformaciones y el programa culminó en enero de 2000, año de la alternancia en el poder presidencial que dejó de ser hegemónico, con el triunfo de Vicente Fox.

En vez del retiro, una vez que recupera la salud, volvió al radio, donde ganó audiencia popular y publicó sus reflexiones con su columna ‘Bucareli’, el éxito tocó su puerta cuando ya había cumplido más de 80 años y lo contrató la cadena ESPN para sus programas de Juegos Olímpicos y Mundial de Futbol.

He ahí frutos que de hegemonía sembrador de periodismo.

 
EDICIÓN

CDMX

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES