Otro alcance en el Metro

Mié, 06/05/2015 - 05:00

Lluvia y granizo provocaron el lunes que un tren del Metro deslizara al frenar y chocara con otro que apenas partía de la estación Oceanía de la Línea 5 del Sistema de Transporte Colectivo. El alcance, como se informó, dejó 12 heridos, uno de ellos de gravedad y ayer un trabajador muerto que se golpeó y cayó a la vía cuando participaba en las maniobras para retirar los trenes chocados y llevarlos a los talleres de Pantitlán.

Pero lluvia y granizo, en esa línea de superficie, son por lo pronto la causa evidente e inmediata. El análisis de las cajas negras de los dos trenes involucrados aportará elementos esclarecedores. La información que aporten es primordial para devolverle al Metro la confianza de sus millones de usuarios, tan vulnerada por las graves fallas encontradas en su Línea 12. Ayer mismo inició el análisis de esas cajas negras, pero un cálculo conservador sugiere que concluirlo tomará entre uno y dos meses.

Por lo pronto, ha quedado claro que fue un alcance de dos trenes y que el alcanzado no estaba totalmente detenido y frenado, lo que hubiera generado más daño. El tren chocado ya estaba en movimiento y según el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Metro, Fernando Espino, le faltaban unos 25 metros para que saliera completamente de la estación Oceanía.

La caja negra del tren que chocó dirá si venía a la velocidad permitida y a qué velocidad inició el frenado; si el operador frenó manualmente o si lo hizo el piloto automático; y en qué momento inició el deslizamiento que terminó en colisión.

El sentido común sugiere, por lo pronto, alguna falla en el sistema de pilotaje automático impuesto precisamente para evitar ese tipo de alcances, aunque también suena lógico que con el frenado automático, en condiciones de lluvia, no se puede evitar un deslizamiento.

Dos han sido los alcances de trenes ocurridos en el Metro durante sus 45 años de vida:

El más cercano y muy parecido a este, aunque con menores consecuencias, fue en 1995 entre las estaciones General Anaya y Ermita de la Línea 12 con dirección a Cuatro Caminos: la máquina M.0318 impactó a la M.0419 en la estación Ermita, a consecuencia, según el peritaje final, de la lluvia y la impericia del conductor al realizar su recorrido.

El otro, y sin lugar a dudas el más grave de todos, fue el ocurrido hace cuarenta años, el lunes 20 de octubre de 1975 a las 9:40 de la mañana, en la estación Viaducto con dirección a Taxqueña. Entonces hubo 36 muertos y 117 heridos, y ocurrió cuando el Metro solo tenía dos líneas (la uno, inaugurada cinco años antes, y la dos, donde ocurrió el accidente). La operación se hacía de manera manual. De hecho, aquel choque fue el que impuso la obligación de establecer sistemas de pilotaje automático.

No se puede soslayar en el análisis del accidente del lunes pasado, el escándalo de corrupción que obligó al cierre de 12 de 20 estaciones de la Línea 12, por la adquisición de trenes que no correspondían al trazado de la vía. Tampoco un asunto de fondo, que es el del mantenimiento del sistema, cuyas deficiencias ha denunciado reiteradamente el sindicato, mediante innumerables oficios enviados al jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, solicitándole una reunión de trabajo que hasta ahora no ha ocurrido, según asegura Fernando Espino.

Y en el tema del mantenimiento, el líder sindical da un dato: del presupuesto anual del Metro de aproximadamente 15 mil millones de pesos, sólo se destinan a mantenimiento 500 millones.

Instantáneas. 1. PODER DE FUEGO. La Secretaría de la Defensa Nacional informó ayer que a los delincuentes que derribaron el viernes en Jalisco un helicóptero del Ejército les fueron decomisados dos lanzamisiles RPG, 10 cohetes para esta arma; otros dos lanzamisiles LAW, tres mil 800 cartuchos, granadas, cargadores, chalecos antibala y nueve camionetas, una de las cuales estaba adaptada para montar una ametralladora calibre 50. Tal es el poder de fuego del cártel de Jalisco Nueva Generación.

2. CLANES. Revelador el dato aportado por EL UNIVERSAL: En 81 años, con todo y la prohibición de la reelección legislativa, 88 familias han tenido el control de 445 posiciones en el Congreso. De esos 88 clanes, 53 han tenido presencia legislativa entre nueve y 18 años, y 35 entre 21 y 57 años. ¿Cuáles, entre otras? Rojo Lugo, Calderón-Zavala, Vicencio Tovar, Gordillo, González Torres, Batres, Padierna. Que no se pueda aquí, si desde siempre lo han hecho en la británica Cámara de los Lores. 

@RaulRodriguezC

EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES