AMLO: dos nalgadas y un infarto

Jue, 05/12/2013 - 05:00

"Le pusimos Andrés Manuel porque pensamos que no habría otro hijo... de chamaco, dice don Andrés López Obrador Ramón, tenía una enfermedad: no se le podía decir nada ni regañarlo. Se trababa. Alguien me dijo que lo que necesitaba era un par de nalgadas bien dadas. ¿Pero cómo le iba a pegar a mi hijo? Total que un día, cuando se trabó, me dije: ‘Total, si se ha de morir, pues de una vez'. Y le di un par de nalgadas. Él hizo: ‘¡Ah!', y se le quitó esa enfermedad". (La Revista, El Universal, 1 de marzo de 2004, Retratos desconocidos de Andrés Manuel).

Considerando las costumbres de la época, El Gordo se pregunta si aquel par de nalgadas fue suficiente. López Obrador sabe moverse en las aguas políticas y es capaz de marcar el paso de la agenda, incluso al grado de trabarse y convocar a un plantón en el Paseo de la Reforma. Y el martes pasado no fue la excepción y hubo todo tipo de expresiones respecto al infarto que sorprendió de madrugada al ex candidato presidencial. El estado de salud de López Obrador llamó la atención del presidente Peña y le deseó pronta recuperación. Mismo caso del ex presidente Calderón. Muchos se extrañaron por los buenos deseos, dado que ambas figuras representan al ogro del bosque en el imaginario obradorista. Pero AMLO y Calderón negociaron juntos, incluso aliados frente al PRI, la reforma electoral de 1997. Y en el caso de Peña al menos tuvieron que ponerse en contacto y tratar temas de interés común para el área metropolitana cuando el hoy Presidente asumió como gobernador del estado de México, en septiembre de 2005.

Luego vinieron expresiones que tenían casi la misma estructura: "A pesar de las diferencias políticas, bla bla, bla, le deseo pronta recuperación". ¿Había necesidad de recalcar las diferencias políticas? Quedará la duda respecto a si los buenos deseos fueron de corazón, valga la expresión, o si algunos se frotaron las manos al tratarse de un infarto que puede diezmar su activismo, justo ahora que busca consolidar un nuevo partido político.

Quienes ven en López Obrador una figura de dimensiones casi divinas cayeron en cuenta que es tan terrenal como cualquiera. Y no es en referencia al infarto que sufrió, no. Tiene que ver con el hospital privado, Médica Sur, que le atendió de manera oportuna, afortunadamente, en la emergencia.

Muchos le cuestionaron por qué no se había atendido en el sistema de salud pública como el IMSS; en el ISSSTE (quien cuestionó esto no tiene la menor idea, ya que sólo atiende a trabajadores del gobierno). Pero sí pudo acudir al Instituto Nacional de Cardiología, que atiende a la población no afiliada. O... tenía un seguro médico de gastos mayores. López Obrador hizo lo que dicta el sentido común: acudir al mejor hospital que permita la situación económica personal o familiar.

La paradoja es que Obrador dijo en 2001 que si se privatiza la atención médica, entonces sí nos morimos todos, e hizo de la protesta contra la privatización de los servicios de salud una de sus banderas. Así que la decisión caló en ciertos sectores de la izquierda, especialmente en aquellos que recibieron una mala atención médica en el sistema de salud pública.

Los médicos dicen que el paciente evoluciona de manera muy favorable, que se recuperará en cuestión de días. No le sorprenda ver a López Obrador a la cabeza de la resistencia social en contra de la reforma petrolera, arengando a sus incondicionales que lo recibirán como héroe, después de tan dura batalla con el corazón.

Periscopio

En 1998, una funcionaria de primer nivel en el primer gobierno de izquierda del DF se desmayó en su oficina. De inmediato, sus colaboradores llamaron a un médico de algún hospital privado. La funcionaria, al volver en sí, pidió médicos de los servicios de salud del propio gobierno. Todo mundo se extrañó, incluso los galenos. ¿Y Andrés?

En el radar

Decepción por la reforma electoral que elimina al IFE y crea el Instituto Nacional de Elecciones. Dicho en términos futboleros, los dueños del balón terminaron por expulsar al árbitro.

Bitácora de lo absurdo

Damas y caballeros, con ustedes un tuit de Denise Dresser: "Oye @Telmexsoluciona cuándo vienes a arreglar mi internet que lleva 2 días sin funcionar, Reporte 16330742. O quieren otro artículo vs Slim?". Sin comentarios.

Seguimos el debate en Twitter: @LeoAgusto

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES