Anarquistas de cuello blanco

Jue, 05/09/2013 - 05:00

Comienzan a notarse los hilos que mueven a los radicales encapuchados causantes de los destrozos del pasado 1 de diciembre de 2012 en el Centro Histórico y Paseo de la Reforma. La investigación que realizó la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) sobre algunos de los cabecillas dedujo que es el mismo grupo de choque que enfrentó al cuerpo de granaderos el pasado 1 de septiembre y pertenece al Frente Oriente, que utiliza la belicosa diputada federal Aleida Alavez para el cobro de cuotas en los fangos de la economía informal de Iztapalapa y otras delegaciones donde es fuerte la influencia del Lord of the Leagues, René Bejarano, capo de la corriente perredista IDN.

Ebrard y Bejarano son viejos conocidos, su relación de complicidad política se remonta a los tiempos del salinismo, cuando Bejarano representaba a damnificados del terremoto de 1985 y Ebrard era secretario general de gobierno del entonces regente Manuel Camacho Solís en el extinto Departamento del Distrito Federal. El profesor Bejarano encabezó los actos de vandalismo, junto con Martí Batres y otras bestias políticas, afuera del palacio legislativo de San Lázaro, así le decían, el 1 de septiembre de 1994, durante el último Informe de gobierno de Salinas.

Bejarano y Ebrard repitieron el numerito bajo un nuevo escenario para darle la "bienvenida" a Enrique Peña Nieto como Presidente de México, esta vez con una excelente coartada: vandalizar el orgullo marcelista representado en la recién rescatada Alameda Central.

El 1D la policía no intervino contra los encapuchados a pesar de los destrozos millonarios que causaron frente a sus narices en hoteles, bancos y comercios del corredor Juárez-Reforma. Caso contrario a las arbitrarias detenciones de jóvenes en la calle de Gante y las previas golpizas que propinaron los granaderos de Marcelo a miembros del sindicato de pilotos afuera de la SCT y a los malquerientes de la Supervía.

A menos que fuera una operación concertada desde Los Pinos, el presidente Peña no la tiene fácil ante los nuevos datos que surgen de los anarquistas de cuello blanco, ya que hay incondicionales de Ebrard en distintas áreas del gobierno relacionadas con la seguridad pública. Mientras, a Mancera ya le duró la novatada que este par le ha propinado desde que asumió el cargo de jefe de gobierno del DF.

En el radar

Nomás 15 días se tardó el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, en llegar desde la Verde Antequera al antiguo palacio de Covián, en Bucareli, para buscar una salida política al conflicto magisterial que asfixia a la capital del país. ¿Será que Cué venía en burro, o a Osorio Chong no se le había ocurrido llamarlo?

Periscopio

Siria y el lobo. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sigue pagando las pifias de su antecesor, George W. Bush. Después del fiasco que resultaron las presuntas armas químicas en Irak, ahora los estadounidenses buscan atacar Siria con el mismo cuento. La diferencia es que ahora sí podría resultar cierto.

Bitácora de lo absurdo

La pregunta de los 64 mil pesos no es por qué Estados Unidos espió al presidente Enrique Peña. La pregunta es: ¿por qué lo siguen haciendo? Ya no se puede confiar ni en el vecino del norte.

Seguimos el debate en Twitter: @LeoAgusto

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES