Rispidez electoral

Vie, 05/07/2013 - 05:00

Treinta millones y medio de electores, es decir, poco más de una tercera parte de los mexicanos que conformamos el padrón electoral nacional (37%) están convocados a votar pasado mañana. En 15 estados habrá elecciones: en uno de gobernador, Congreso local y presidencias municipales (Baja California); en 11 de legislaturas locales y munícipes (Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas); en uno (Hidalgo) sólo del Congreso estatal; en otro sólo de ayuntamientos (Coahuila) y en uno más (Sonora), extraordinarias de un diputado local.

El domingo se resolverán en las urnas mil 621 cargos de elección popular en unos comicios en que el PRI es el que podría resultar el gran vencedor (aunque la tentación del carro completo podría resultar muy perjudicial para el futuro del Pacto por México), no obstante que es el partido que más tiene que perder si nos atenemos al número de municipios que gobierna en los 13 estados en que se renovarán 474 de los mil 348 en disputa, mientras que el PAN lo hace en 317 y el PRD en 139.

Por ser el único estado que el domingo elegirá gobernador, Baja California concentra una gran atención, relevancia que se acrecenta ante los esfuerzos del PAN para conservar un bastión político en su poder desde hace 24 años (en julio de 1989 lo ganó con Ernesto Ruffo Appel) y la posibilidad real de que el PRI lo recupere para sí. Nadie podría aventurar en este momento quién ganará, si nos atenemos al hecho de que el miércoles pasado alguna encuesta daba un punto de ventaja al priísta Fernando Castro Trenti pero el presidente blanquiazul, Gustavo Madero, daba por seguro ganador a su abanderado Francisco Kiko Vega.

Este vaticinio (¿o buen deseo?) no corresponde al ánimo que ha dejado ver un preocupado Madero ni al tono de un discurso que acusa la intromisión en los comicios de los gobernadores priístas (cosa que no resulta nada extraña), que obligó a la réplica del presidente Peña Nieto de que no permitirá por ningún motivo “mano negra” y la contrarréplica del líder blanquiazul de que “nadie hace caso” al inquilino de Los Pinos.

Ya se verá no solamente en Baja California sino en bastiones del PRI que, por ejemplo, tiene en Oaxaca, Tlaxcala, Quintana Roo y Puebla.

La más preocupante es el clima de confrontación que prevalece a unas horas de la emisión del voto. Es ríspido, lleno de denuncias más mediáticas que jurídicas, y muy contaminado por una veintena de hechos de violencia: el asesinato de tres candidatos a alcaldes en Puebla, Durango y Chihuahua, el secuestro y homicidio en Oaxaca de un líder del PRD estatal, el incendio de camionetas del PAN y amenazas de muerte a diversos candidatos.

No es, por tanto, el mejor ambiente para la jornada electoral, ni lo que resulte de ella garantiza al cien por ciento la permanencia de la concertación política partidista del Pacto por México.

Instantáneas

1. DESINFLADO. Con la presentación de las conclusiones no acusatorias de la PGR, el juez Tercero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales con residencia en Toluca, Raúl Valerio Ramírez, decretó el sobreseímiento de la causa penal por el delito de delincuencia organizada a favor de los generales Roberto Dawe González y Ricardo Escorcia Vargas, así como a los también militares Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto e Iván Reyna Muñoz. Por lo tanto ordenó su inemdiata liberación del penal de alta seguridad del Altiplano, adonde fueron recluidos después de su detención en mayo del año pasado. Con un procedimiento similar se vio beneficiado el general Tomás Ángeles Dauahare, ex subsecretario de la Defensa Nacional, acusado al igual que sus compañeros de armas, de dar apoyo al narcotráfico según señalamientos de testigos protegidos. La procuradora que los encausó a finales de la gestión de Felipe Calderón fue Marisela Morales, quien mal debe estarla pasando en Milán, Italia, donde ahora funge como cónsul de México. ¿O le valdrá?

2. CITA. El ex presidente de la Corte, Genaro Góngora, citó para hoy a una conferencia de prensa en la que promete información de relevancia. Él no va a asistir, estará su abogado. Seguro tiene que ver con la tormenta jurídica en que se ha metido por meter a la cárcel un año, siendo inocente, a su ex pareja y madre de sus dos hijos autistas; y al negar pensión alimentaria a los dos hijos que tuvo con una ex magistrada. ¿O qué será?

EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES